This content is not available in your region

Solicitudes semanales de subsidio de desempleo en EEUU caen más de lo esperado

Ómicron probablemente lastró el empleo en EEUU en enero, con posible pérdida de puestos
Ómicron probablemente lastró el empleo en EEUU en enero, con posible pérdida de puestos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

WASHINGTON, 3 feb – El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidio de desempleo cayó más de lo previsto la semana pasada, ante un descenso de los contagios de COVID-19, lo que sugiere que una desaceleración anticipada del crecimiento del empleo en enero fue probablemente temporal.

Las solicitudes iniciales de subsidios de desempleo estatales cayeron 23.000 a un total desestacionalizada de 238.000, en la semana terminada el 29 de enero, según informó el jueves el Departamento de Trabajo. Economistas sondeados por Reuters esperaban 245.000.

Los pedidos aumentaron desde principios de enero hasta mediados de mes, en medio de una avalancha de infecciones por coronavirus impulsada por la variante ómicron. La actividad empresarial, especialmente en el sector servicios, se vio afectada por la última oleada.

El informe nacional de empleo de ADP mostró el miércoles que las nóminas privadas disminuyeron en enero por primera vez en un año, aumentando la posibilidad de que la economía en general haya perdido puestos de trabajo el mes pasado.

Según la Encuesta del Pulso de los Hogares de la Oficina del Censo, publicada a mediados de enero, 8,8 millones de personas declararon que no trabajaron por motivos relacionados con el coronavirus entre el 29 de diciembre y el 10 de enero.

Las personas que están enfermas o en cuarentena y no cobran durante el periodo de la encuesta de nóminas se contabilizan como desempleados en el sondeo a negocios del Departamento de Trabajo, aunque sigan teniendo empleo en sus empresas.

Es probable que el Gobierno informe el viernes que las nóminas no agrícolas aumentaron en 150.000 puestos de trabajo el mes pasado, tras crecer en 199.000 en diciembre, según una encuesta de Reuters a economistas.

Las estimaciones oscilan entre un descenso de 400.000 y un aumento de 385.000. Se prevé que la tasa de desempleo se mantenga sin cambios en el 3,9%, lo que subraya el endurecimiento de las condiciones del mercado laboral.