This content is not available in your region

La Corte Intenacional de Arbirtraje desestima la demanda de los fundadores de Codere contra el consejo

La Corte Intenacional de Arbirtraje desestima la demanda de los fundadores de Codere contra el consejo
La Corte Intenacional de Arbirtraje desestima la demanda de los fundadores de Codere contra el consejo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

14 feb – La Corte Internacional de Arbitraje notificó a Codere que ha desestimado las demandas presentadas por todas las partes en un caso de varios accionistas contra un acuerdo que supuso cambios en el órgano de administración de la empresa de juegos de azar, que se encuentra en proceso de liquidación.

Los demandantes —José Antonio Martínez Sampedro, Luis Javier Martínez Sampedro y Masampe, sociedad de la familia fundadora de Codere— solicitaban que se declararan incumplidos diversos aspectos de una serie de acuerdos entre accionistas y por lo tanto dejar sin efectos los cambios introducidos en consecuencia.

En enero de 2018 fondos liderados por Silver Point tomaron el poder en el consejo de administración de Codere y apartaron a los fundadores en virtud de un pacto de accionistas, lo que ha llevado a que los hermanos Martínez Sampedro a abrir vías legales para revocar los cambios.

Asimismo, el tribunal ha desestimado la demanda de la empresa contra supuestos incumplimientos del mismo acuerdo por parte de los demandantes exigiendo indemnizaciones.

El organismo arbitral indicó que carece de jurisdicción para resolver algunas de las cuestiones del caso y desestimó todas las pretensiones de los demandados, salvo el declarar que José Antonio Martínez Sampedro incumplió en determinados aspectos el acuerdo entre accionistas, aunque no se derivarán consecuencias indemnizatorias de este hecho.

La empresa ha puesto en marcha una operación para escapar a la quiebra dando el control del accionariado a los bonistas de la empresa. Como resultado de la misma, se acordó liquidar la matriz del grupo, creándose una nueva sociedad hólding de la que los bonistas tendrán un 95%.

El acuerdo de reestructuración contempla la inyección de hasta 225 millones de euros en el grupo, que ha sufrido en sus negocios la devastación de la alarma sanitaria, la cual ha obligado al cierre de sus establecimientos durante meses y ha alejado a muchos potenciales clientes.