This content is not available in your region

Se confirma el crecimiento de la zona euro en el cuarto trimestre y el déficit comercial de diciembre

Se confirma el crecimiento de la zona euro en el cuarto trimestre y el déficit comercial de diciembre
Se confirma el crecimiento de la zona euro en el cuarto trimestre y el déficit comercial de diciembre   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

BRUSELAS, 15 feb – El crecimiento económico de la eurozona se ralentizó bruscamente en los últimos tres meses de 2021, en línea con lo previsto, según los datos confirmados el martes, ya que la actividad se vio afectada por una nueva oleada de infecciones por COVID-19 y por el aumento de los precios, que redujo la renta disponible.

La oficina de estadística de la Unión Europea, Eurostat, confirmó su anterior estimación de que el producto interior bruto de los 19 países que comparten el euro aumentó un 0,3% intertrimestral en el periodo octubre-diciembre, lo que supone un incremento interanual del 4,6%.

Al mismo tiempo, el empleo en la zona euro aumentó un 0,5% intertrimestral y un 2,1% interanual, como esperaban los economistas encuestados por Reuters.

Los datos de Eurostat también mostraron que el aumento de los precios de la energía afectó gravemente a la balanza comercial de la zona euro, que registró un déficit comercial desestacionalizado de 4.600 millones de euros en diciembre, frente al superávit de 28.300 millones del año anterior, ya que las exportaciones aumentaron un 14,1% y las importaciones un 36,7%.

Una vez desestacionalizado, el déficit comercial de la zona euro fue aún mayor, de 9.700 millones de euros en diciembre, frente a la diferencia de 1.800 millones de noviembre y los superávits del resto de 2021.

El encarecimiento de la energía elevó el déficit comercial energético de la Unión Europea a la friolera de 276.700 millones de euros en 2021, frente a los 157.200 millones de 2020.

La brecha comercial de Europa con su mayor proveedor de energía, Rusia, se multiplicó por más de cuatro, hasta alcanzar los 69.200 millones de euros el año pasado, frente a los 15.700 millones de 2020. El saldo comercial negativo con Noruega, también uno de los principales proveedores de energía de la UE, pasó de un superávit de 6.100 millones en 2020 a un déficit de 18.000 millones.