This content is not available in your region

Comienza en Alemania juicio contra un hombre ruso acusado de espionaje de tecnología espacial

Comienza en Alemania juicio contra un hombre ruso acusado de espionaje de tecnología espacial
Comienza en Alemania juicio contra un hombre ruso acusado de espionaje de tecnología espacial   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

MUNICH, 17 feb – El juicio de un investigador ruso acusado de espiar el proyecto de lanzamiento espacial europeo Ariane para Rusia comenzó el jueves en un tribunal de Múnich.

Alemania arrestó al sospechoso, identificado solo como Ilnur N., el año pasado y luego lo acusó de espionaje por supuestamente pasar información sobre el vehículo de lanzamiento espacial europeo Ariane a los encargados de la inteligencia rusa.

El juicio pone de relieve la actividad de inteligencia rusa en Alemania, ya que las potencias mundiales están inmersas en una de las crisis más profundas en las relaciones Occidente-Oriente en décadas.

Los fiscales dijeron que el Servicio de Inteligencia Exterior (SVR) de Rusia se acercó por primera vez a N. a más tardar en el otoño boreal de 2019, y agregaron que le había dicho al SVR que estaba preparado para cooperar con ellos.

Un funcionario familiarizado con el asunto dijo que el sospechoso trabajaba en la Universidad de Augsburgo, un centro de investigación aeroespacial. La ciudad también alberga gran parte de la fabricación del vehículo de lanzamiento Ariane 6 de próxima generación.

De propiedad conjunta de Airbus y Safran de Francia, ArianeGroup es uno de los jugadores mejor establecidos en el mercado global de lanzamientos especiales de rápido crecimiento, donde la competencia es feroz entre entidades como Roskosmos de Rusia y advenedizos del sector privado como Blue Origin de Jeff Bezos y SpaceX de Elon Musk.

Alemania es un objetivo frecuente de las operaciones de inteligencia rusas, dijo la agencia de contraespionaje de Alemania.

En diciembre, un tribunal alemán determinó que agentes rusos habían estado detrás del asesinato en 2019, a plena luz del día en un parque del centro de Berlín, de un disidente checheno, un acto que el magistrado calificó como “terrorismo de estado”.

Rusia desestimó el veredicto de terrorismo de Estado y asesinato como “un hecho poco objetivo y políticamente motivado”.