This content is not available in your region

La inflación interanual de España sube al 7,4% en febrero, el mayor alza desde 1989

La inflación interanual de España sube al 7,4% en febrero, el mayor alza desde 1989
La inflación interanual de España sube al 7,4% en febrero, el mayor alza desde 1989   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Christina Thykjaer

MADRID, 28 feb – Los precios de consumo en España subieron muy por encima de las expectativas en febrero y alcanzaron un máximo de tres décadas del 7,4% interanual, desde el 6,1% de enero, según mostraron el lunes los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El aumento sostenido de los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas y el coste de los carburantes han llevado la inflación a su punto más alto desde julio de 1989, según el INE.

El aumento de los precios “se debe sobre todo a los precios de la energía y a que lo comparamos con el mes plano del año pasado”, dijo la ministra de Economía, Nadia Calviño, en una entrevista con la emisora de radio Cadena SER el lunes.

Los analistas encuestados por Reuters esperaban que los precios al consumo a 12 meses subieran hasta el 6,8% en febrero.

El aumento de la inflación en España y otros países de la zona euro está presionando al Banco Central Europeo para que cambie su política monetaria y empiece a retirar su programa de compra de bonos y suba los tipos de interés.

El índice de precios al consumo armonizado por la UE para España subió un 7,5% en los 12 meses hasta febrero, más rápido que el 6,8% esperado por los analistas encuestados por Reuters y más rápido que el 6,2% de enero.

La inflación subyacente, que excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía, se situó en el 3,0% interanual, frente al 2,4% de enero, alcanzando su tasa más alta desde la crisis financiera de 2008.

Calviño advirtió que la invasión de Ucrania por parte de Rusia el pasado jueves puede mantener la inflación alta en la región en el futuro, ya que provocó subidas de los precios del petróleo y el gas.

“La evolución de los precios será el principal impacto que puede tener esta guerra desde el punto de vista económico”, dijo Calviño. Pidió una respuesta europea conjunta para minimizar el impacto en el crecimiento económico.