This content is not available in your region

Las sanciones por la invasión de Ucrania sacuden el comercio de petróleo ruso

Las sanciones por la invasión de Ucrania sacuden el comercio de petróleo ruso
Por Reuters

MOSCÚ, 1 mar -Los productores de petróleo rusos están posponiendo sus licitaciones debido a la falta de compradores y a que los importadores de Europa y Asia están rechazando los tanqueros rusos, ante la creciente perturbación del sector creada por una serie de sanciones impuestas a Moscú por su invasión de Ucrania.

Los países occidentales y muchos otros se apresuraron a imponer amplias sanciones a empresas, bancos y particulares rusos tras la invasión de Ucrania por parte de Moscú la semana pasada. El Kremlin califica sus acciones en Ucrania de “operación especial”.

El productor de petróleo ruso Surgutneftegaz ha añadido 80.000 toneladas adicionales de crudo de los Urales a su programa de carga de marzo en el puerto de Novorossiisk, en el Mar Negro, y ha ofrecido la carga en una licitación, dijeron fuentes comerciales, aunque los intentos anteriores de vender cargas a través de licitaciones han fracasado.

“Las exportaciones marítimas de marzo no se van a adjudicar. Nadie quiere comprar, enviar o almacenar petróleo ruso. Es un gran problema”, dijo un comerciante de petróleo ruso sobre los intentos de vender crudo por mar.

El Gobierno de Malasia dijo que no se permitirá que un tanquero de bandera rusa, objeto de sanciones por parte de Estados Unidos, haga escala en el puerto de Kuala Linggi, lo que subraya la presión mundial sobre las empresas vinculadas a Moscú por la invasión de Ucrania.

Los suministros energéticos rusos no son un objetivo directo de las sanciones, pero crece la preocupación por que las exportaciones de hidrocarburos del país se vean afectadas por las consecuencias de las restricciones impuestas a otros sectores.

“Han dicho que no hay sanciones directas sobre la energía, pero sigue siendo imposible abrir cartas de crédito para operaciones comerciales”, dijo un comerciante.

Las empresas energéticas BP y Shell han abandonado posiciones multimillonarias en Rusia, mientras que los principales bancos, aerolíneas y fabricantes de automóviles de todo el mundo, entre otros, han recortado sus envíos al país, han puesto fin a sus asociaciones y han calificado de inaceptables las acciones de Moscú.

El monopolio ruso de oleoductos Transneft tiene previsto suministrar 40,3 millones de toneladas de petróleo a través de su red de oleoductos en marzo, frente a los 35,7 millones de toneladas que suministró en el mes previo, informó el martes la agencia de noticias RIA.

La empresa, que maneja más del 80% del total del petróleo producido en Rusia, también tiene previsto aumentar este mes los suministros a China a través del oleoducto ESPO a 2,48 millones de toneladas desde 2,22 millones de toneladas en febrero, informó la agencia TASS.

Rusia también tiene previsto exportar 264.000 toneladas de gasóleo de muy bajo contenido en azufre (ULSD, por sus siglas en inglés) desde el puerto de Primorsk, en el Mar Báltico, entre el 1 y el 6 de marzo, frente a las 330.000 toneladas del mismo periodo de febrero, según informaron el martes los operadores.