This content is not available in your region

Fitch y Moody's rebajan la calificación de la deuda rusa a "basura"

Fitch y Moody's rebajan la calificación de la deuda rusa a "basura"
Fitch y Moody's rebajan la calificación de la deuda rusa a "basura"   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

3 mar – Las agencias de calificación Fitch y Moody’s rebajaron la calificación de Rusia en seis escalones, hasta situarla en la categoría de “basura”, alegando que las sanciones occidentales ponían en duda su capacidad de servicio de la deuda y debilitarían la economía.

Los mercados financieros de Rusia se han visto sumidos en la confusión por las sanciones impuestas por su invasión de Ucrania, el mayor ataque a un Estado europeo desde la Segunda Guerra Mundial. 

La invasión ha desencadenado un aluvión de movimientos en la calificación crediticia y advertencias funestas sobre el impacto en la economía rusa. La semana pasada, S&P rebajó la calificación de Rusia a la categoría de “basura”.

Además, los proveedores de índices FTSE Russell y MSCI anunciaron el miércoles que eliminarán las acciones rusas de todos sus índices, después de que un alto ejecutivo de MSCI calificara a principios de esta semana el mercado bursátil ruso de “no invertible”. 

FTSE Russell dijo que la decisión será efectiva a partir del 7 de marzo, mientras que MSCI dijo que su decisión se aplicará en un solo paso en todos los índices MSCI a partir del cierre del 9 de marzo. MSCI dijo que también está reclasificando los índices MSCI Russia de mercados emergentes a mercados independientes.

Rusia tiene una ponderación del 3,24% en el índice de referencia de mercados emergentes de MSCI y una ponderación de unos 30 puntos básicos en el índice de referencia global del proveedor de índices.

El Instituto de Finanzas Internacionales prevé una contracción de dos dígitos del crecimiento económico este año. 

Fitch rebajó la calificación de Rusia a “B” desde “BBB“ y situó la nota del país en “vigilancia de calificación negativa”. Moody’s, que la semana pasada había señalado la posibilidad de una rebaja, también recortó la calificación del país en seis escalones, hasta B3 desde Baa3.

Fitch dijo que el único precedente de una rebaja tan grande de seis escalones en una sola entidad soberana fue Corea del Sur en 1997.

“La severidad de las sanciones internacionales en respuesta a la invasión militar de Rusia en Ucrania ha aumentado los riesgos de estabilidad macrofinanciera, representa un enorme choque para los fundamentos crediticios de Rusia y podría socavar su voluntad de servir la deuda pública”, dijo Fitch en un informe.

Fitch dijo que las sanciones de Estados Unidos y la UE que prohíben cualquier transacción con el Banco Central de Rusia tendrían un “impacto mucho mayor en los fundamentos crediticios de Rusia que cualquier otra sanción anterior”, haciendo que gran parte de las reservas internacionales de Rusia sean inutilizables para la intervención en divisas.

“Las sanciones también podrían pesar sobre la disposición de Rusia a pagar la deuda”, advirtió Fitch. “La respuesta del presidente Putin de poner las fuerzas nucleares en alerta máxima parece disminuir la perspectiva de que cambie de rumbo sobre Ucrania en el grado necesario para revertir el rápido endurecimiento de las sanciones”.

Fitch dijo que espera un mayor endurecimiento de las sanciones a los bancos rusos.

Moody’s dijo el jueves que el alcance y la severidad de las sanciones “han ido más allá de las expectativas iniciales de Moody’s y tendrán implicaciones crediticias materiales”.

Las sanciones impuestas por los países occidentales también debilitarán notablemente el potencial de crecimiento del PIB de Rusia en relación con la evaluación anterior de la agencia de calificación, del 1,6%, dijo Fitch.

Rusia ha respondido a las sanciones con una serie de medidas para apuntalar sus defensas económicas y tomar represalias contra las restricciones occidentales. Ha subido su principal tipo de interés a un 20%, ha prohibido a los corredores rusos la venta de valores en manos de extranjeros, ha ordenado a las empresas exportadoras que refuercen el rublo y ha dicho que impedirá a los inversores extranjeros la venta de activos.

El Gobierno también planea recurrir a su Fondo de Riqueza Nacional, un colchón para días lluviosos, para ayudar a contrarrestar las sanciones.