This content is not available in your region

Sri Lanka sufre para pagar las importaciones de combustible ante la subida del crudo

Sri Lanka sufre para pagar las importaciones de combustible ante la subida del crudo
Sri Lanka sufre para pagar las importaciones de combustible ante la subida del crudo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Uditha Jayasinghe

COLOMBO, 9 mar – Los planes de importación de combustible de Sri Lanka se han visto alterados por el rápido aumento de los precios mundiales del crudo tras la invasión rusa de Ucrania, lo que ha dejado en apuros a la nación insular, afectada por una crisis económica, a la hora de pagar por el gasóleo en un contexto de cortes de energía y agotamiento de surtidores, según las autoridades.

Con unas reservas de divisas que se han desplomado un 70% en los dos últimos años, hasta llegar a solo 2.360 millones de dólares a finales de enero, Sri Lanka se enfrenta a su peor crisis económica en años, mientras el crudo se sitúa en torno a los 130 dólares el barril, lo que casi supone duplicar su valor desde principios de diciembre.

“Nos enfrentamos a una situación muy difícil”, declaró el miércoles a Reuters K.D.R. Olga, secretario del Ministerio de Energía

Después de que el coste de un cargamento de 38.000 toneladas de gasóleo se disparara un 47% hasta los 50 millones de dólares en la última semana, dijo, podría resultar difícil para el Estado conseguir rápidamente las cantidades de dólares necesarias para pagar más importaciones.

Los analistas estiman que las reservas utilizables de Sri Lanka son solo de unos 800 millones de dólares, lo que deja al Gobierno del presidente Gotabaya Rajapaksa en apuros para pagar las importaciones esenciales de combustible, alimentos y medicinas.

La subida del precio del petróleo ha paralizado la estrategia de importación de combustible del Estado, dijeron dos fuentes con conocimiento directo de los planes iniciales.

“Nuestras previsiones se basaban en que los precios del combustible alcanzarían los 100 dólares por barril a mediados de marzo”, dijo una de las fuentes, que habló bajo condición de anonimato. “No planificamos la guerra”.

El Ministerio de Finanzas y la oficina de Rajapaksa declinaron hacer comentarios.