This content is not available in your region

Goldman y JPMorgan reducen su actividad en Rusia, los bancos de la UE revelan más riesgos

Goldman y JPMorgan reducen su actividad en Rusia, los bancos de la UE revelan más riesgos
Goldman y JPMorgan reducen su actividad en Rusia, los bancos de la UE revelan más riesgos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Lawrence White, Brenna Hughes Neghaiwi y Matt Scuffham

LONDRES/NUEVAYORK, 10 mar – Goldman Sachs Group y JPMorgan Chase se han convertido en los primeros bancos estadounidenses en reducir sus operaciones en Rusia tras la invasión de Ucrania, mientras que Credit Suisse dijo que tenía una exposición bruta a Rusia de 1.600 millones de francos suizos (1.730 millones de dólares) a finales del año pasado.

Goldman Sachs, cuya exposición crediticia a Rusia es de 650 millones de dólares, dijo el jueves que reducirá su actividad en ese país, en una medida que probablemente aumentará la presión sobre los bancos rivales para que le sigan. Cualquier pérdida sería “irrelevante”, según una fuente familiarizada con la situación.

Unas horas más tarde, JPMorgan dijo que estaba “cancelando activamente sus negocios en Rusia” y que no emprenderá ningún nuevo negocio en ese país.

El mayor banco estadounidense dijo que sus operaciones en Rusia se limitan actualmente a ayudar a los clientes globales a abordar y cerrar las obligaciones preexistentes y a gestionar su riesgo relacionado con Rusia, así como a la custodia de los activos de los clientes.

JPMorgan cuenta con unos 160 empleados en Moscú. El banco no incluyó a Rusia entre los 20 países a los que está más expuesto en sus documentos más recientes.

Numerosas empresas occidentales se han retirado de Rusia después de que Estados Unidos, la Unión Europea y Reino Unido impusieran sanciones destinadas a cortar el acceso de Moscú al sistema financiero mundial en respuesta a su invasión de Ucrania.

Los bancos, las aseguradoras y los gestores de activos, que rara vez hacen declaraciones políticas, se han apresurado a distanciarse de Rusia y a evaluar sus exposiciones, cuando el conflicto entra en su tercera semana.

Credit Suisse ha sido el último banco europeo en revelar la magnitud de las pérdidas potenciales, que, según dijo, incluyen los préstamos a clientes adinerados, así como la financiación del comercio y la exposición a la banca de inversión.

El italiano UniCredit y el francés BNP Paribas también han revelado miles de millones de euros de riesgo en Rusia. En un escenario extremo, los bancos podrían perderlo todo si Moscú confisca los activos y las sanciones dejan sin valor los valores relacionados con Rusia.

Deutsche Bank dijo que su exposición al riesgo de crédito a Rusia y Ucrania era de 2.900 millones de euros y que ha reducido aún más su exposición a Rusia en las últimas dos semanas.

Rusia califica sus acciones en Ucrania de “operación especial”.

Aunque las posibles pérdidas entre los principales bancos europeos no son lo suficientemente grandes como para amenazar su estabilidad, los analistas e inversores temen que pueda hacer descarrilar sus planes de recuperación y detener los pagos a los accionistas.

El conflicto también puede poner en peligro las subidas de los tipos de interés previstas por el Banco Central Europeo, cuyos responsables de política monetaria acudirán a una reunión el jueves divididos en cuanto a la forma de proceder y recelosos de cometer errores.

BNP Paribas, por su parte, ha aislado a su personal con sede en Rusia de sus sistemas informáticos internos para reforzar sus defensas contra cualquier posible ciberataque, en otra señal de cómo el conflicto está afectando a las instituciones financieras occidentales.

El banco francés, considerado como el primer gran banco que ha excluido a su personal de Moscú de sus redes informáticas, también ha puesto a los empleados de otros lugares en alerta máxima ante las ciberamenazas procedentes de Rusia.

(1$ = 0,9269 francos suizos)