This content is not available in your region

Los planes de EEUU de exportar GNL ante la guerra suscitan temores climáticos -fuentes

Los planes de EEUU de exportar GNL ante la guerra suscitan temores climáticos -fuentes
Los planes de EEUU de exportar GNL ante la guerra suscitan temores climáticos -fuentes   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Jarrett Renshaw y Timothy Gardner

WASHINGTON, 10 mar – Los planes de Washington para impulsar las exportaciones de gas natural licuado de Estados Unidos y reducir la dependencia europea del gas ruso tras la invasión de Ucrania avanzan lentamente, debido a la preocupación por su impacto en el cambio climático, según fuentes gubernamentales e industriales.

La guerra en Ucrania ha puesto de manifiesto la dependencia energética de Europa respecto a Rusia, que suministra alrededor del 40% del gas natural utilizado para calentar sus hogares y generar electricidad, y el Gobierno estadounidense ha prometido ayudar a sus aliados a romper esa cadena.

La Casa Blanca ha estado sopesando el anuncio de una revisión interministerial de las formas de impulsar las exportaciones de gas natural licuado (GNL) a Europa junto con la decisión del martes de prohibir las importaciones estadounidenses de productos petrolíferos rusos, dijeron a Reuters personas con conocimiento de la toma de decisiones del Gobierno de EEUU.

Sin embargo, la revisión ha sido archivada al menos por el momento, después de que algunos en la Casa Blanca argumentaran que iría en contra de los esfuerzos del Gobierno estadounidense para desechar el consumo y la producción de combustibles fósiles y abordar el cambio climático, dijeron las fuentes.

La combustión de gas natural genera emisiones de carbono mucho más bajas que el carbón o el petróleo, pero su perforación y extracción y el transporte a través de gasoductos da lugar a la fuga de metano, la segunda causa más importante del cambio climático después del dióxido de carbono. El sector estadounidense del GNL lleva mucho tiempo afirmando que su combustible tiene menos impacto climático que el gas ruso enviado a Europa a través de gasoductos con fugas, pero hay pocos datos concretos que comparen los suministros de ambos países.

La Casa Blanca no respondió a las preguntas sobre el cambio de planes. El Departamento de Estado y el Departamento de Energía de Estados Unidos remitieron las preguntas a la Casa Blanca.

La Comisión Europea publicó el martes sus planes para reducir la dependencia de la UE del gas ruso en dos tercios este año y poner fin a su dependencia del suministro ruso del combustible “mucho antes de 2030″.

Algunos miembros del Gobierno estadounidense esperan que un compromiso más detallado de Estados Unidos para impulsar las exportaciones de GNL ayude a convencer a los aliados europeos de que se unían a la prohibición de las importaciones de petróleo ruso, dijeron las fuentes.

“Es una obviedad enviar una señal al mercado y podrían haberlo combinado fácilmente con un impulso a más exportaciones de bombas de calor, renovables, nucleares avanzadas, etc., para reducir la demanda de gas natural”, dijo una de las fuentes. El esfuerzo se vio frenado por las “preocupaciones del equipo climático” del equipo de gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, dijo la fuente.