This content is not available in your region

La UE quiere depender menos de la importación de chips, alimentos y materias primas

La UE quiere depender menos de la importación de chips, alimentos y materias primas
La UE quiere depender menos de la importación de chips, alimentos y materias primas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Jan Strupczewski

VERSALLES, Francia, 11 mar – Los líderes de la Unión Europea dirán el viernes que quieren reducir su dependencia de los proveedores mundiales de alimentos, microprocesadores, medicamentos, materias primas y tecnologías digitales, con la invasión rusa de Ucrania añadiendo un nuevo argumento para aumentar la autosuficiencia del bloque.

La unión de 27 países lleva estudiando cómo ser más independiente en varios ámbitos estratégicos desde que la pandemia del COVID-19 demostró que una ruptura de las cadenas de suministro mundiales podría dejar a la UE sin acceso a productos farmacéuticos o microchips.

La guerra en Ucrania no ha hecho más que ponerlo de manifiesto, según los responsables de la UE, ya que ahora Europa luchará por desprenderse del gas, el petróleo, el carbón y las materias primas rusas, y posiblemente por encontrar proveedores alternativos de trigo.

“Enfrentados a la creciente inestabilidad, la competencia estratégica y las amenazas a la seguridad, hemos decidido (…) dar nuevos pasos decisivos hacia la construcción de nuestra soberanía europea y la reducción de nuestras dependencias”, se lee en el borrador de la declaración conjunta de los líderes reunidos en Versalles, a las afueras de París.

Según la declaración, la UE reducirá su dependencia de las materias primas críticas importadas mediante asociaciones estratégicas, el almacenamiento, el reciclaje y la eficiencia de los recursos.

En cuanto a los semiconductores, la UE quiere construir sus propias fábricas y duplicar su cuota de mercado mundial hasta el 20% en 2030, según el borrador. En la actualidad, los semiconductores se compran principalmente a Taiwán y Estados Unidos.

La UE también fabricará más productos farmacéuticos en el bloque en lugar de importarlos de China, invertirá en investigación y desarrollo en el sector de la salud y en tecnologías digitales como la inteligencia artificial, los servicios en nube y el despliegue de la telefonía móvil 5G, según el documento.

Para ser más independiente en materia de alimentación, la UE impulsará la producción de proteínas de origen vegetal, señala el documento.

Los líderes quieren financiar estas políticas a través de los presupuestos europeos y nacionales, utilizando el dinero público para atraer una mayor inversión privada, según el borrador. También quieren utilizar el Banco Europeo de Inversiones, controlado por los Gobiernos nacionales de la UE, “para catalizar las inversiones, incluida la financiación de mayor riesgo para el emprendimiento y la innovación”.

Francia e Italia han estado presionando para que la UE acuerde una nueva emisión de deuda conjunta para el esperado aumento de los desembolsos, siguiendo el modelo del fondo de recuperación de la UE de 800.000 millones de euros, de los que hasta ahora sólo se han desembolsado 74.000 millones.

Pero otros, como Alemania, Austria, Países Bajos y los países nórdicos, se oponen a ello, argumentando que la UE debe utilizar primero el efectivo ya acordado antes de pedir más préstamos.

Los líderes también declararán que su política fiscal tendrá que darles margen para gastar más en defensa, inversión y hacer frente a los efectos económicos negativos de la guerra en Ucrania, según el borrador.