This content is not available in your region

EXCLUSIVA- El BCE pide a la banca que vigile a todos sus clientes rusos

EXCLUSIVA- El BCE pide a la banca que vigile a todos sus clientes rusos
EXCLUSIVA- El BCE pide a la banca que vigile a todos sus clientes rusos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

FRÁNCFORT/MADRID, 15 mar – Los reguladores de la Unión Europea han ordenado a algunos bancos que examinen las transacciones de todos los clientes rusos y bielorrusos, incluidos los residentes en la UE, para asegurarse de que no se utilizan para eludir las sanciones occidentales contra Moscú, según dijeron tres fuentes a Reuters.

Las instrucciones de los supervisores del Banco Central Europeo (BCE) significan que decenas de miles de rusos y bielorrusos residentes en la UE se enfrentan a una intensa vigilancia por parte de sus bancos, que están en alerta sobre pagos y depósitos de gran cuantía, así como por nuevas solicitudes de crédito, dijeron fuentes familiarizadas con el asunto.

Aunque las sanciones de la UE contra Moscú eximen a las personas con permisos de residencia temporal o permanente en la UE, imponen algunas restricciones al acceso de los ciudadanos rusos a los servicios bancarios, entre ellas la de impedir que los bancos acepten depósitos superiores a 100.000 euros (110.000 dólares) de ciudadanos o entidades rusas.

La medida del BCE somete a un mayor escrutinio incluso a los residentes de la UE y les dificulta el manejo de cuentas bancarias; una de las fuentes dijo que algunos ya se enfrentaban a restricciones en España. Esto se produce tras la invasión de Ucrania por parte de Moscú, que el Kremlin describe como una operación especial para desmilitarizar y “desnazificar” el país.

El BCE está comprobando que los bancos que supervisa “cuentan con los mecanismos necesarios para cumplir las sanciones”, incluso en lo que respecta a las transacciones y las relaciones con los clientes, pero no ha emitido ninguna directriz más allá de las normas de la UE, dijo un portavoz del banco central con sede en Fráncfort.

Algunos equipos conjuntos de supervisión del BCE, que incluyen personal del banco central y de las autoridades nacionales, han dicho a los bancos que refuercen el control de los residentes en la UE también si proceden de Rusia o Bielorrusia, dijeron las tres fuentes, procedentes de bancos y organismos de vigilancia.

Aunque no es función del BCE vigilar las sanciones, a los supervisores les preocupa que los bancos del bloque puedan incurrir en fuertes multas si sus clientes canalizan dinero en nombre de personas sancionadas, según dijeron dos de las fuentes.

Los supervisores informaron a los bancos afectados entre finales de febrero y principios de marzo y les dieron una semana para cumplir, dijeron dos de las fuentes, añadiendo que está prevista una auditoría de las respuestas. No está claro cuándo se llevará a cabo.

“En un primer momento las medidas iban enfocadas a los de nacionalidad rusa, fueran residentes o no residentes, y posteriormente se amplió a bielorrusos”, dijo una de las fuentes.

La mayoría de los rusos que viven en la UE residen en Alemania, donde según Eurostat hay más de 230.000, seguida de España, con más de 81.000. Otros lugares populares son Francia, Italia, Letonia, República Checa, Austria y Finlandia.

Los bielorrusos que viven en la UE se encuentran principalmente en Alemania, Lituania e Italia, según los datos de Eurostat.

RIESGOSEXISTENTES

En un caso, un banco español ha puesto bajo vigilancia a unos 8.000 clientes rusos que no están en la lista de sanciones de la UE y residen en España, dijo una de las fuentes.

Se han suspendido todos los nuevos préstamos a rusos que no tienen residencia en España y al menos un banco no permitirá que los rusos no residentes abran nuevas cuentas, añadieron.

Bancos italianos también estaban vigilando todas las cuentas de más de 100.000 euros de clientes rusos, aunque vivieran en la UE y no estuvieran en la lista de sanciones, dijo una cuarta fuente familiarizada con la situación.

A la pregunta de si los bancos estaban intensificando el escrutinio de los clientes rusos, el Banco de España dijo a Reuters que tanto los supervisores como los bancos estaban “haciendo los controles necesarios para evaluar la situación y los posibles riesgos existentes”.

El Banco de Italia declinó hacer comentarios.

Aunque los bancos afectados no tienen que detener las transferencias, las tres primeras fuentes dijeron que deben hacer comprobaciones adicionales para establecer el origen del dinero, su destino y su finalidad.

Los supervisores también han dicho a los bancos que deben tener más cuidado con las solicitudes de préstamos de rusos o bielorrusos, añadieron.

Sin embargo, una de las fuentes dijo que nada impide a los bancos conceder créditos a un cliente ruso residente que no esté sujeto a sanciones.