This content is not available in your region

La UE acordará la compra conjunta de gas y GNL este año -borrador

La UE acordará la compra conjunta de gas y GNL este año -borrador
La UE acordará la compra conjunta de gas y GNL este año -borrador   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 22 mar – Los dirigentes de los países de la Unión Europea acordarán en una cumbre esta semana la compra conjunta de gas, gas natural licuado e hidrógeno de cara al próximo invierno, según un borrador de su declaración en la cumbre.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia, el principal proveedor de gas de Europa, ha hecho que los precios de la energía se disparen a máximos históricos y ha obligado a la UE a reducir el consumo de gas ruso este año, lo que requerirá un aumento de las importaciones de otros proveedores, como Qatar y Estados Unidos.

“Con vistas al próximo invierno, los Estados miembros y la Comisión trabajarán urgentemente… en la compra conjunta de gas, GNL e hidrógeno”, dirán los mandatarios de la UE tras la cumbre del 24 y 25 de marzo, según un borrador de declaración de la cumbre visto por Reuters.

La Comisión Europea propuso el año pasado un sistema para que los países de la UE compren conjuntamente reservas estratégicas de gas, que algunos Estados miembros, entre ellos España, habían solicitado como forma de amortiguar posibles interrupciones del suministro. El temor a las crisis de suministro ha aumentado desde que Rusia lanzó lo que denomina “una operación militar especial” en Ucrania. Rusia suministra el 40% del gas de la UE.

Bruselas ha dicho que ayudará a los países a poner en marcha la compra conjunta de gas este año, y se espera que esta semana proponga normas que obliguen a los países a llenar los depósitos de gas hasta el 90% antes del invierno de cada año. El almacenamiento de la UE está actualmente al 26% de su capacidad.

El proyecto de declaración dice que los países han acordado coordinar medidas para llenar los depósitos y empezar a hacerlo “lo antes posible”.

Los dirigentes también estudiarán nuevas medidas para proteger a los consumidores de la subida de los precios de la energía y debatirán cómo “optimizar” el funcionamiento de los mercados energéticos. Pedirán a la Comisión que tome las “iniciativas necesarias” para ello, según el proyecto de declaración.

Los precios del gas en Europa ya habían subido en los meses previos a la invasión, lo que llevó a los Gobiernos a gastar miles de millones en exenciones fiscales y subvenciones para proteger a los ciudadanos de los costes.

Sin embargo, encontrar una respuesta conjunta de la UE ha resultado difícil. Los países de la UE son en gran medida responsables de sus políticas energéticas nacionales, y no se ponen de acuerdo sobre si es necesario actuar desde la UE para controlar los precios.

España, Bélgica, Portugal, Italia y Grecia son algunos de los países que piden que se intervenga en los mercados energéticos europeos para limitar los precios o desvincular el precio de la electricidad del precio del gas.

Estados como Alemania, Países Bajos y Dinamarca se oponen a la intervención en el mercado y advierten de que puede provocar perturbaciones en los mercados energéticos que podrían mermar las inversiones en energías limpias.