This content is not available in your region

Madrid y Ámsterdam quieren que los Estados de la UE definan sus sendas de reducción de deuda

España y Países Bajos acuerdan una propuesta para reformar las normas fiscales de la UE
España y Países Bajos acuerdan una propuesta para reformar las normas fiscales de la UE   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

MADRID, 4 abr -España y los Países Bajos propondrán el lunes que los países de la Unión Europea establezcan trayectorias individuales para la reducción de la deuda, en lugar de seguir una norma única para todos, como parte de una reforma del marco fiscal del bloque, según un documento conjunto.

Según el marco actual, los Estados están obligados a reducir la deuda pública cada año en 1/20 del exceso sobre el 60% del PIB. Esto es demasiado ambicioso para Italia, Grecia, Portugal, España o Francia, que tienen una deuda muy superior al 100% del PIB.

La norma, junto con el resto de las restricciones fiscales de la UE, se ha suspendido desde que comenzó la pandemia en 2020 para dar a los Estados un margen de maniobra en la lucha contra la recesión económica que se produjo. Sin embargo, las normas deben volver a aplicarse en 2023, lo que presiona a los ministros de Economía para que las adapten a las nuevas realidades económicas.

“En un contexto de niveles de deuda más elevados, los Estados miembros deberían comprometerse de forma creíble a crear reservas fiscales para estar preparados para la próxima crisis mediante estrategias de consolidación específicas para cada país”, dice el documento conjunto de Países Bajos y España, al que tuvo acceso Reuters.

El documento, que los ministros de Economía neerlandeses y españoles van a presentar a los ministros de Economía de la zona euro, también propone que los países de la UE sustituyan sus objetivos fiscales a medio plazo de equilibrio o superávit presupuestario estructural por una regla de gasto.

“La transformación de los objetivos a medio plazo en una simple regla de gasto también contribuiría a que las normas fueran más comprensibles, más fáciles de aplicar y más anticíclicas”, señala el documento.

La regla de gasto de la UE, ahora complementaria del objetivo de equilibrio estructural a medio plazo, dice que el crecimiento del gasto público debe ser igual a la tasa de crecimiento potencial del país, en lugar de su tasa de crecimiento real.

De este modo, si la economía crece más rápido que su potencial, el gasto público será más lento, para evitar el sobrecalentamiento. Si la economía crece por debajo de su potencial, el gasto sería más rápido, contribuyendo a acelerar el crecimiento.

El documento español y neerlandés también afirma que la reforma de las normas fiscales de la UE debería tener en cuenta de alguna manera la enorme inversión pública que será necesaria para transformar la economía de la UE de manera que produzca emisiones netas de carbono cero.

“El nuevo marco debería tener en cuenta el considerable esfuerzo inversor necesario para la transición ecológica y digital”, afirma el documento. “Es importante reconocer que una inversión pública sustancial, financiada por la UE y por los países, será indispensable para atraer las inversiones privadas”, afirma el documento.

Las propuestas de España y Países Bajos están muy en línea con lo que la Comisión Europea ha estado considerando en el marco de la revisión del reglamento fiscal, conocido como Pacto de Estabilidad y Crecimiento y puesto en marcha en octubre de 2021.

Estas normas, que limitan el endeudamiento de los Estados para salvaguardar el valor del euro, ya han sido revisadas tres veces desde que se establecieron por primera vez en 1997.