This content is not available in your region

Confinamientos en China podrían impulsar más medidas de política en EEUU: Kashkari de la Fed

Confinamientos en China podrían impulsar más medidas de política en EEUU: Kashkari de la Fed
Confinamientos en China podrían impulsar más medidas de política en EEUU: Kashkari de la Fed   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

19 abr – Si los confinamientos en China para frenar el COVID-19 provocan más disrupciones en las cadenas de suministro mundiales, la Reserva Federal tendrá que tomar medidas aún más agresivas para reducir una inflación que está “demasiado alta”, dijo el martes el presidente de la Fed de Mineápolis, Neel Kashkari.

En su intervención en un acto en el Luther College de Decorah, Iowa, Kashkari dijo que, en el mejor de los casos, la pandemia se desvanecerá en el fondo, las cadenas de suministro se recuperarán y volverá a haber más oferta.

Eso ayudaría a reducir la presión alcista sobre los precios al consumo, que subieron un 8,5% en marzo, su ritmo más rápido desde finales de 1981.

Si eso no ocurre, dijo Kashkari, “entonces nuestro trabajo será más difícil (…) y vamos a tener que hacer más, a través de nuestras herramientas de política monetaria, para volver a bajar la inflación”.

La Fed comenzó a subir las tasas de interés el mes pasado y se espera que incremente sus subidas a partir del mes que viene para frenar la demanda de bienes y servicios y equilibrarla mejor con la limitada oferta.

Hace tan solo seis meses, Kashkari pensaba que la inflación retrocedería por sí sola sin que la Fed endureciera su política monetaria. Desde entonces, se ha unido al resto de sus colegas del banco central en la creencia de que se necesita una serie de subidas de tasas este año para cumplir su cometido.

Sin embargo, las palabras de Kashkari subrayaron hasta qué punto el éxito del banco central estadounidense en la lucha contra la inflación depende de fuerzas que están fuera de su control.

Otros responsables de política monetaria de la Fed también han abordado este asunto en repetidas ocasiones en las últimas semanas, no solo por los confinamientos en China, sino también porque la invasión de Rusia en Ucrania hizo que los precios de la energía y los alimentos se dispararan a nivel mundial.

Ambos eventos aceleran la inflación, pero también podrían afectar a la actividad económica. El Fondo Monetario Internacional redujo esta semana su previsión de crecimiento mundial para 2022 al 3,6%, frente a una estimación anterior del 4,4%.

La evolución de la economía estadounidense en el próximo año dependerá “del virus y de lo que ocurra en Ucrania”, dijo Kashkari. “Son elefantes gigantes que determinarán lo que sucederá en nuestra economía también”.