This content is not available in your region

Sector manufacturero EEUU se desacelera aún más en abril: ISM

Sector manufacturero EEUU se desacelera aún más en abril: ISM
Sector manufacturero EEUU se desacelera aún más en abril: ISM   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

WASHINGTON – La actividad manufacturera de Estados Unidos se desaceleró por segundo mes consecutivo en abril, pero los cuellos de botella que afectan los suministros parecen estar cediendo, al moderarse el ritmo de aumento de los precios de los insumos y la acumulación de trabajo no finalizado en las fábricas.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés) dijo el lunes que su índice de actividad fabril nacional cayó a una lectura de 55,4 el mes pasado, desde el 57,1 de marzo.

Una lectura superior a 50 indica una expansión en el sector manufacturero, que representa el 12% de la economía estadounidense. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto que el índice subiera a 57,6.

El gasto también está volviendo a los servicios, como los viajes, las salidas a cenar y el ocio, lo que contribuye al enfriamiento del sector manufacturero. Los datos del Gobierno del viernes mostraron que el gasto de los consumidores en servicios aumentó al máximo en ocho meses en marzo, mientras que los desembolsos en bienes manufacturados de larga duración cayeron por segundo mes consecutivo.

El subíndice prospectivo de nuevos pedidos de la encuesta de ISM descendió a 53,5 desde los 53,8 de marzo. El gasto en bienes aumentó a medida que el COVID-19 restringía el movimiento y, con los inventarios de los clientes extremadamente escasos durante más de 60 meses, la industria manufacturera no corre peligro de estancarse.

La medida de la encuesta sobre las entregas de los proveedores subió a 67,2 desde 65,4 en marzo. Una lectura superior al 50% indica que las entregas a las fábricas son más lentas.

Las tensas cadenas de suministro se han visto exacerbadas por la guerra de Rusia contra Ucrania, que ha disparado los precios del petróleo y otras materias primas. Los nuevos confinamientos relacionados con el coronavirus en China tampoco ayudan.

Sin embargo, hay señales de cierta mejora en la oferta. El indicador de pedidos pendientes de la encuesta cayó a una lectura de 56 desde el 60,0 de marzo. Se trata del segundo descenso mensual consecutivo.

Con las tensiones de la oferta empezando a resolverse, la inflación en la puerta de la fábrica podría estar alcanzando su punto máximo. Una medida de los precios pagados por los fabricantes cayó a una lectura de 84,6 desde 87,1 en marzo.

Los mercados esperan que la Reserva Federal suba las tasas de interés en medio punto porcentual el miércoles. La Fed aumentó el costo del crédito en 25 puntos básicos en marzo y es probable que pronto empiece a recortar sus carteras de activos.

Pero el mes pasado hubo menos trabajadores en las fábricas. El indicador de empleo en las fábricas cayó a una lectura de 50,9 desde el 56,3 de marzo. Esto probablemente refleje las dificultades para encontrar trabajadores. A finales de febrero había casi un récord de 11,3 millones de puestos de trabajo.