This content is not available in your region

El aumento de los pedidos de fábrica en Estados Unidos supera las expectativas en marzo

El aumento de los pedidos de fábrica en Estados Unidos supera las expectativas en marzo
El aumento de los pedidos de fábrica en Estados Unidos supera las expectativas en marzo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

WASHINGTON – Los nuevos pedidos de productos fabricados en Estados Unidos aumentaron más de lo previsto en marzo y los envíos crecieron sólidamente, pero las limitaciones de la oferta tras los nuevos confinamientos por el COVID-19 en China podrían frenar la actividad manufacturera en los próximos meses.

El Departamento de Comercio dijo el martes que los pedidos de fábrica subieron un 2,2% en marzo, tras el alza de 0,1% de febrero. Economistas consultados por Reuters habían pronosticado que los pedidos de fábrica aumentarían un 1,1%.

El sector manufacturero, que representa el 12% de la economía estadounidense, se enfrenta a algunos obstáculos a corto plazo debido a la política china de tolerancia cero COVID-19, que está provocando interrupciones en las cadenas de suministro.

Un sondeo realizado el lunes mostró que el índice nacional de actividad manufacturera del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) cayó por segundo mes consecutivo en abril. El ISM dijo que algunos fabricantes estaban preocupados “por la capacidad de sus socios asiáticos para realizar entregas fiables en los meses de verano (boreal)”.

El aumento de los pedidos de fábrica en marzo fue generalizado. Los pedidos de vehículos de motor y piezas repuntaron un 3,0%, lo que sugiere una mejora de la oferta mundial de semiconductores. La Reserva Federal informó el mes pasado que el montaje de automóviles aumentó en marzo a un máximo de 14 meses.

Hubo incrementos en los pedidos de maquinaria, metales primarios y equipos eléctricos, electrodomésticos y componentes. Los pedidos de computadores y productos electrónicos también subieron, al igual que los de productos metálicos fabricados.

Los envíos de productos manufacturados treparon un 2,3%, tras haber subido un 1,1% en febrero. Los inventarios en las fábricas crecieron un 1,3%. Los pedidos pendientes aumentaron un 0,4% tras subir un 0,5% el mes anterior.

El Departamento de Comercio también informó de que los pedidos de bienes de capital no relacionados con la defensa, excluyendo las aeronaves, que se consideran una medida de los planes de gasto de las empresas en equipos, repuntaron un 1,3% en lugar del 1,0% comunicado el mes pasado.

Los envíos de los llamados bienes de capital subyacentes, que se utilizan para calcular el gasto en equipamiento de las empresas en el informe sobre el Producto Interno Bruto (PIB), subieron un 0,4% en marzo, en lugar del 0,2% comunicado anteriormente.

El fuerte gasto empresarial en equipos contribuyó a apuntalar la demanda interna en el primer trimestre, incluso cuando el PIB se contrajo a una tasa anualizada del 1,4% durante ese periodo.