This content is not available in your region

La caída de la exportación amenaza el almacenamiento de granos de Ucrania

La caída de la exportación amenaza el almacenamiento de granos de Ucrania
La caída de la exportación amenaza el almacenamiento de granos de Ucrania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

KIEV, 3 may – Se prevé que Ucrania se enfrente a una importante escasez de instalaciones de almacenamiento de granos en la temporada 2022/23 debido a la fuerte caída de las exportaciones derivada de la invasión rusa, según el analista APK-Inform.

Desde que Moscú lanzó lo que llama una “operación militar especial” en Ucrania a finales de febrero, el país se ha visto obligado a exportar granos por tren a través de su frontera occidental o desde sus pequeños puertos del río Danubio en lugar de hacerlo por mar.

Según APK-Inform, las exportaciones ucranianas podrían sumar sólo 45,5 millones de toneladas de la cosecha récord de 2021, que asciende a 86 millones de toneladas, y las existencias de cereales y plantas oleaginosas al final de la actual campaña podrían alcanzar un máximo histórico de 21,3 millones de toneladas.

“Este volumen es 4,2 veces superior al de la temporada anterior y no permitirá liberar una parte significativa de las capacidades de almacenamiento para la nueva cosecha”, añadió.

Antes de la invasión rusa, Ucrania era uno de los principales productores mundiales de cereales y oleaginosas, pero sus exportaciones han descendido considerablemente. El Ministerio de Agricultura ucraniano dijo la semana pasada que había exportado 763.000 toneladas de grano en los primeros 29 días de abril, frente a los 2,8 millones de toneladas de abril de 2021.

APK-Inform dijo en un informe que Ucrania podría cosechar 55,9 millones de toneladas de cereales y oleaginosas en 2022, y que la escasez de capacidad podría ascender a 16,3 millones de toneladas.

Los datos de la oficina estatal de estadísticas ucraniana muestran que la capacidad total de almacenamiento de Ucrania es de 75 millones de toneladas, que incluyen 44,5 millones de toneladas en poder de los productores agrícolas.

Pero la consultora señala que parte de esta capacidad se encuentra en la zona de conflicto y esto reduce el volumen disponible a unos 61 millones de toneladas, lo que significa que el 35% de su capacidad ya está ocupada por la cosecha de 2021.

“Al mismo tiempo, el ritmo de la campaña de siembra y las condiciones meteorológicas contribuyen a aumentar las previsiones de producción de cereales y oleaginosas en Ucrania, lo que complicará aún más la situación si no se venden adecuadamente las reservas existentes”, señaló APK-Inform.