This content is not available in your region

Fed intensificaría su lucha contra la inflación con una gran alza de tasas

Fed expected to step up inflation fight with big rate hike
Fed expected to step up inflation fight with big rate hike   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Ann Saphir

WASHINGTON – La Reserva Federal subiría el miércoles las tasas de interés medio punto porcentual y anunciaría el inicio de la reducción de su balance de 9 billones de dólares, en un momento en que los banqueros centrales de Estados Unidos intensifican sus esfuerzos para reducir una elevada inflación.

Los responsables de la política monetaria de la Fed han adelantado frecuentemente una decisión que elevaría la tasa de interés objetivo a corto plazo a un rango entre el 0,75% y el 1%, y que pondrían en marcha un plan para recortar su cartera de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas (MBS) hasta en 95.000 millones de dólares al mes.

El comunicado de política monetaria se publicará a las 1800 GMT tras el final de la reunión de dos días de la Fed.

Los mercados han descontado nuevas alzas de tasas a lo largo de este año y el próximo, incluyendo al menos un par más de subidas de medio punto porcentual, ya que los operadores apuestan a que el banco central será más ágil de lo que habían anticipado en marzo para elevar los costos de endeudamiento, hasta el punto de comenzar a frenar activamente la inflación.

Al no haber nuevas proyecciones económicas o de tasas hasta la reunión de junio, la mayoría de las pistas sobre qué tan lejos y qué tan rápido está dispuesto a ir la Fed vendrán de la conferencia de prensa de su presidente Jerome Powell, que comienza a las 1830 GMT.

SESGOAGRESIVO

La Fed comenzó el endurecimiento de la política monetaria a mediados de marzo con un alza de un cuarto de punto porcentual, más pequeña de lo que muchas autoridades querían, porque la inflación había alcanzado un máximo de 40 años, pero calibrada para no inyectar más incertidumbre ante la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero.

En las semanas transcurridas desde esa decisión, la inflación ha cobrado un nuevo impulso a medida que la guerra hacía subir los precios del petróleo y los alimentos, y los estrictos confinamientos de China para combatir la propagación del virus COVID-19 perturbaban aún más las cadenas de suministro.

Los datos sobre el mercado laboral de Estados Unidos también sugieren un aumento de la rigidez del mercado laboral, con un alza de los costos de empleo a medida que las empresas luchan por retener a los trabajadores.

Un número récord de ofertas de empleo puede traducirse también en un aumento de los salarios que también podría repercutir en la inflación.

Todo ello está aumentando la presión sobre la Fed para que actúe con más decisión para frenar la situación.

En el período previo a la reunión de esta semana, Powell ha dicho que quiere llevar las tasas “rápidamente” a lo que los responsables de la política monetaria de la Fed consideran un rango “neutral” de 2,25%-2,5%, y luego más arriba si es necesario.

La mayoría de sus colegas parecen estar de acuerdo con al menos la primera parte del plan.

El objetivo sería elevar los costos de los préstamos lo suficientemente rápido como para que los hogares frenen el gasto y las empresas reduzcan la contratación en respuesta, reduciendo la inflación que ahora es aproximadamente tres veces el objetivo del 2% de la Fed.

Pero el banco central quiere evitar que las tasas suban tan alto o tan rápido que castiguen al mercado laboral y hagan tropezar a la economía. La tasa de desempleo de Estados Unidos acaba de caer al 3,6%, cerca del nivel anterior a la pandemia, y cualquier retroceso importante podría ser el preludio de una recesión.

La Reserva Federal ha logrado “aterrizajes suaves” con poca frecuencia en el pasado, dicen analistas, y en este momento ha permitido que la inflación suba tanto más rápido que las tasas de interés que puede haber perdido ya su oportunidad de hacerlo.

Y aunque se espera que ahora suba las tasas con bastante rapidez para compensar, la trayectoria de la inflación también dependerá de una serie de factores que escapan al control de la Fed, como la evolución de la pandemia, la guerra en Ucrania y la actual escasez de oferta y mano de obra relacionada con ambas.

El plan de la Fed para reducir su balance también será un punto de atención el miércoles. Aunque las líneas generales se dieron a conocer hace unas tres semanas en las actas de la reunión de marzo de la Fed, los inversores esperan detalles de la velocidad y el alcance, incluida la posible venta de bonos respaldados por hipotecas en algún momento del futuro.