This content is not available in your region

Brasil expandirá área de soja en 1,5% y reducirá el uso de fertilizantes en 22/23, dice Agrinvest

Brasil expandirá área de soja en 1,5% y reducirá el uso de fertilizantes en 22/23, dice Agrinvest
Por Reuters

Por Ana Mano

SAOPAULO, 4 de – Los productores brasileños de soja aumentarán el área de siembra en un 1,5% para la próxima temporada 2022/23, dijo el miércoles a Reuters la consultora de agronegocios Agrinvest Commodities, en una de las primeras proyecciones publicadas sobre la nueva cosecha.

Brasil sembró 40,8 millones de hectáreas con soja en el ciclo 2021/2022, una expansión del 4,1%, según datos del gobierno.

Luego de que se dispararon los precios de los fertilizantes utilizados para impulsar el rendimiento de los cultivos, algunos analistas temieron una posible reducción en la superficie cultivada de soja.

Una caída en la superficie cultivada sería la primera desde la temporada 2006/07, cuando el área de siembra de Brasil se contrajo casi un 7% tras una fuerte caída en los márgenes de beneficio de la soja, dijo Agrinvest.

La cosecha de soja del 2022/2023 comienza en septiembre, cuando los agricultores del estado de Mato Grosso empiezan a sembrar sus campos.

La estimación de Agrinvest corrobora las observaciones recientes de otro analista, que indicó una expansión pero a un ritmo más lento debido al aumento en los costos de los fertilizantes.

Los precios de los nutrientes agrícolas aumentaron como resultado de las sanciones al principal proveedor, Bielorrusia, las restricciones a las exportaciones de fertilizantes chinos y las sanciones a Rusia, un proveedor clave de Brasil.

La semana pasada, el grupo Fundação MT, en sociedad con Agrinvest, realizó una encuesta con cerca de 100 productores de granos en el estado de Mato Grosso.

La encuesta mostró que el 72% de los agricultores tienen la intención de aumentar su superficie cultivada en septiembre, con el 40% de los encuestados diciendo que ampliarían el área por encima del 5%, según Agrinvest.

En cuanto al uso de fertilizantes, el 64% dijo que reduciría las aplicaciones hasta en un 20%, mientras que el 15% dijo que disminuiría el consumo de nutrientes agrícolas por encima de ese nivel.

“Hay una gran discusión sobre si los rendimientos de la soja se verán afectados por la reducción en el uso de fertilizantes”, dijo Jeferson Souza, analista de Agrinvest. “Brasil es grande y tiene áreas muy heterogéneas, y el análisis es caso por caso”.

El lunes, el Instituto de Economía Agropecuaria de Mato Grosso (Imea) estimó que la superficie de siembra del estado crecería un 2,8%, a 11,2 millones de hectáreas.