This content is not available in your region

La vital importancia del intercambio de datos para un sistema sanitario común en la Unión Europea

Por Claudio Rosmino  & Euronews
euronews_icons_loading
La vital importancia del intercambio de datos para un sistema sanitario común en la Unión Europea
Derechos de autor  euronews

Luís Filipe Goes Pinheiro, presidente del Consejo de Administración de SPMS, considera que "los datos son el petróleo del presente". 

El experto en sanidad, explica al equipo de Smart Health, los objetivos del proyecto concebido para establecer un 'mercado único de la salud'.  

"Lo que se busca, de lo que se trata, es que los datos que se introduzcan, sirvan para todo el sistema, generando información que alimente todo el sistema. Sin datos, es imposible conocer todo el historial clínico del usuario, ni saber el efecto de las diversas acciones que se toman con respecto a un usuario particular, ni medir el resultado", declara Luís Filipe Goes Pinheiro.

"Hoy, estamos en un mundo cada vez más digital. En este contexto posconvencional, cada día surgen nuevas soluciones, nuevas aplicaciones para estos datos digitales. Es imposible ignorar lo que ha sucedido en los dos últimos años y sacar algunas conclusiones que, necesariamente, ayudarán a beneficiar, en el futuro, a los usuarios de los sistemas sanitarios", añade.

"La gente está mucho más acostumbrada a utilizar las herramientas de la sociedad de la información, tanto los profesionales en su vida cotidiana, como los usuarios. Es esencial que haya una circulación de datos mucho más intensa, que haya un intercambio mucho más eficaz, en materia de salud, para garantizar que tengamos un verdadero mercado único de la salud", afirma el presidente del Consejo de Administración de SPMS.

"Ese mercado único de la salud, con libre circulación de personas y libre circulación de servicios, en el ámbito de la salud, solamente será posible si los datos de cada uno de nosotros, los datos sanitarios de cada uno de nosotros, no se quedan retenidos dentro de nuestras fronteras. En este ámbito, mejores datos, más datos, garantizan mejores decisiones. Y, por tanto, mejores decisiones de política pública. Mejores decisiones reguladoras que beneficien a todos los ciudadanos europeos", concluye.