This content is not available in your region

El diferencial del Brent a seis meses se amplía por plan de la UE de prohibir el petróleo ruso

El diferencial del Brent a seis meses se amplía por plan de la UE de prohibir el petróleo ruso
El diferencial del Brent a seis meses se amplía por plan de la UE de prohibir el petróleo ruso   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Alex Lawler

LONDRES – El diferencial del crudo Brent a seis meses ha subido a su nivel más alto desde marzo, ya que el plan de la Unión Europea de prohibir las importaciones de petróleo ruso apunta a un mercado más ajustado, y los analistas afirman que el diferencial podría aumentar aún más.

La estructura de backwardation, cuando los precios de entrega inmediata son más altos que los de entrega posterior, suele indicar una escasa oferta a corto plazo. El diferencial a seis meses alcanzó el viernes 11,67 dólares por barril, su nivel más alto desde el 30 de marzo, y se acercó a esa cifra el lunes.

El ejecutivo de la UE propuso el 4 de mayo nuevas sanciones contra Moscú, y los gobiernos de la UE están cerca de acordar medidas que incluyen la prohibición de comprar petróleo ruso. El lunes se celebrarán más conversaciones.

“Sin duda, la inminente prohibición de la UE a las importaciones de petróleo ruso está detrás del fortalecimiento de los contratos a más largo plazo”, dijo Stephen Brennock, de la correduría de petróleo PVM.

“Hay margen para que la backwardation a más largo plazo se amplíe aún más si China e India acceden a las demandas occidentales de limitar su consumo de crudo ruso”.

El diferencial alcanzó un récord de 22,87 dólares el 8 de marzo tras la invasión de Rusia a Ucrania, que agravó la preocupación por la oferta existente, y el precio del Brent se disparó ese mismo día hasta superar los 139 dólares por barril, el más alto desde 2008.

Tanto el diferencial como los precios han bajado como consecuencia de la decisión de la Agencia Internacional de la Energía de liberar petróleo de las reservas estratégicas, además de la liberación por parte de Washington, así como de la preocupación por la desaceleración del crecimiento económico y la demanda de petróleo.

No obstante, Bjørnar Tonhaugen, de Rystad Energy, también dijo que una prohibición de la UE ofrecería más apoyo a la estructura del mercado.

“El embargo de petróleo ruso que está estudiando la UE tensaría los mercados mundiales de crudo y cambiaría los flujos comerciales de una forma sin precedentes”, afirmó.

“Esperamos ver algo más de backwardation alcista para los contratos de los meses del verano boreal una vez que la política sea votada y se convierta en ley”.