This content is not available in your region

La UE aclara cómo pueden pagar legalmente las empresas por el gas ruso

EU Commission stands by its guidance on payments for Russian gas
EU Commission stands by its guidance on payments for Russian gas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Kate Abnett

BRUSELAS – La Comisión Europea ha confirmado el procedimiento para que las empresas de la Unión Europea puedan pagar por el gas ruso sin incumplir las sanciones del bloque contra Rusia, en unas orientaciones actualizadas sobre la cuestión a las que tuvo acceso Reuters.

La Comisión dijo a los países el mes pasado que las empresas europeas podrían pagar por el gas ruso sin infringir las sanciones de la UE contra Moscú, pero sólo si seguían ciertas condiciones, después de que Rusia exigiera a los compradores extranjeros que empezaran a pagar por el gas en rublos o se arriesgaran a perder su suministro.

En las orientaciones actualizadas, compartidas con los países de la UE el viernes y a las que tuvo acceso Reuters, la Comisión confirmó su consejo anterior de que las sanciones de la UE no impiden a las empresas abrir una cuenta en un banco designado, y las empresas pueden pagar por el gas ruso, siempre y cuando lo hagan en la moneda acordada en sus contratos existentes y declaren que la transacción se ha completado cuando se paga en esa moneda.

Casi todos los contratos de suministro que las empresas de la UE tienen con el gigante ruso del gas, Gazprom, son en euros o dólares.

Rusia cortó el mes pasado el suministro de gas a Polonia y Bulgaria por negarse a cumplir su exigencia de pago en rublos. Varios Gobiernos de la UE y grandes importadores han pedido más claridad a Bruselas sobre si pueden seguir comprando gas, que calienta los hogares, produce electricidad y alimenta las fábricas de toda Europa.

Las empresas deben hacer una “declaración clara” diciendo que cuando pagan euros o dólares, consideran cumplidas sus obligaciones en virtud de los contratos existentes, según las orientaciones.

Debe entenderse que “tales pagos en esa moneda liberan definitivamente al operador económico de las obligaciones de pago en virtud de esos contratos, sin que sea necesario realizar ninguna otra acción por su parte en relación con el pago”, decía.

Al poner fin a sus obligaciones una vez que deposite euros o dólares, una empresa podría evitar tener que tratar con el banco central ruso, que está sometido a sanciones, y que podría haber intervenido en la conversión de los euros a rublos

El decreto del presidente Vladimir Putin había dicho que una transacción sólo se consideraría completa después de que la moneda extranjera se convirtiera en rublos.

La Comisión no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios