This content is not available in your region

Alza de tasas del BCE debería ser "más gradual" que 50 puntos básicos, según Visco

ECB's hike should be 'more gradual' than 50 bps, Visco says
ECB's hike should be 'more gradual' than 50 bps, Visco says   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

KOENIGSWINTER, Alemania – El Banco Central Europeo (BCE) debería llevar su tasa de interés oficial fuera del territorio negativo, con la primera alza en julio, pero el proceso debería ser “más gradual” de lo sugerido por algunos, dijo el viernes el responsable de política monetaria de la entidad Ignazio Visco.

Los mercados financieros esperan que el BCE suba las tasas de interés en 105 puntos básicos hasta fines de año, aumentando sus apuestas desde que el jefe del banco central neerlandés, Klaas Knot, dijera que podría ser necesario un movimiento de 50 puntos básicos si aumentan las presiones inflacionarias.

“No tengo ningún problema con la salida (del territorio negativo), pero creo que debería ser más gradual de lo que alguien podría haber pensado”, dijo Visco, que dirige el banco central italiano, en una conferencia de prensa tras una reunión de los responsables de Finanzas del Grupo de los Siete en Alemania.

“Es un proceso de salida gradual. No hay nada malo en que empiece en julio”, añadió Visco.

Con una inflación que se mantiene en un nivel récord del 7,4% casi cuatro veces el objetivo del BCE, todos los responsables de la política monetaria, salvo unos pocos, han defendido un alza de tasas en julio, la primera del BCE en más de una década.

El presidente del Bundesbank, Joachim Nagel, que también asistió a la reunión del G7, coincidió en que la primera subida de tasas podría producirse en julio, y que poco después se producirían nuevas alzas.

Varios responsables de la política monetaria del BCE también han defendido que el tasa de depósito vuelva a ser positiva este año, lo que implicaría al menos tres movimientos de 25 puntos básicos.

El jefe del banco central francés, François Villeroy de Galhau, uno de los responsables de política monetaria que aboga públicamente por un tasa de interés positiva para finales de año, dijo que la mayor amenaza del BCE es la inflación.

“Esta es nuestra responsabilidad como bancos centrales y aceptamos esta responsabilidad y nos comprometemos a dominar la inflación”, dijo Villeroy en un acto al margen de la reunión del G7.

La tasa de depósito del BCE ha estado en territorio negativo desde 2014.