This content is not available in your region

Pedidos de subsidios por desempleo EEUU bajan más de lo previsto, mercado laboral ajustado

Pedidos de subsidios por desempleo EEUU bajan más de lo previsto, mercado laboral ajustado
Pedidos de subsidios por desempleo EEUU bajan más de lo previsto, mercado laboral ajustado   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON – El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de beneficios por desempleo cayó más de lo esperado la semana pasada, ya que el mercado laboral sigue ajustado en medio de una fuerte demanda de trabajadores, a pesar del aumento de las tasas de interés y el endurecimiento de las condiciones financieras.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo disminuyeron en 8.000 a una cifra ajustada estacionalmente de 210.000 en la semana que terminó el 21 de mayo, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

La caída revirtió parcialmente el aumento de la semana anterior, que había llevado los reclamos a su nivel más alto desde enero.

“Los datos del mercado laboral continúan indicando que la demanda de mano de obra sigue siendo fuerte”, dijo Rubeela Farooqi, economista jefe para Estados Unidos de High Frequency Economics en White Plains, Nueva York. “Eso debería mantener bajos los despidos, por ahora”.

Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado 215.000 solicitudes para la última semana. Algunos culparon del reciente aumento en las solicitudes a factores estacionales en mayo.

Otros, sin embargo, consideraron que algunos minoristas estaban despidiendo trabajadores. La semana pasada, varios grandes minoristas, incluido Walmart Inc, recortaron sus pronósticos de ganancias para todo el año, advirtiendo que la inflación estaba mellando las utilidades.

La débil rentabilidad fue confirmada por un informe separado del Departamento de Comercio el jueves que mostró que las ganancias corporativas de la producción actual cayeron a un ritmo de 66.400 millones de dólares, o una tasa del 2,3%, en el primer trimestre.

Las ganancias internas de las corporaciones financieras disminuyeron a un ritmo de 28.600 millones de dólares, mientras que la utilidad de las empresas no financieras bajaron a una tasa de 21.100 millones de dólares.

La Reserva Federal ha elevado su tasa de interés clave en 75 puntos básicos desde marzo. Se espera que el banco central de Estados Unidos aumente la tasa de interés a un día en medio punto porcentual en cada una de sus próximas reuniones en junio y julio.

RÉCORD DE OFERTAS DE TRABAJO

La cantidad de personas que reciben beneficios después de una semana inicial de ayuda aumentó 31.000 a 1,346 millones durante la semana que finalizó el 14 de mayo.

Pero dado que hubo un récord de 11,5 millones de vacantes a fines de marzo, es probable que los despidos sean mínimos y que las personas que pierdan un trabajo puedan encontrar fácilmente otro. Las solicitudes han bajado desde un máximo histórico de 6,137 millones a principios de abril de 2020.

Las minutas de la reunión de la Fed del 3 y 4 de mayo publicadas el miércoles mostraron que los funcionarios comentaron que “la demanda de mano de obra continuó superando la oferta disponible en muchos segmentos de la economía y que sus contactos con empresas continuaron informando dificultades para contratar y retener trabajadores”.

Muchos esperan que el mercado laboral se mantuviera ajustado y que las presiones salariales sigan elevadas durante algún tiempo. Los salarios más altos, aunque están por debajo de la inflación, están ayudando a los consumidores a seguir gastando y respaldando la economía.

Si bien el Departamento de Comercio confirmó que la economía se contrajo en el primer trimestre bajo el peso de un déficit comercial récord y un ritmo ligeramente más lento de acumulación de inventario en comparación con el cuarto trimestre, otras medidas de crecimiento fueron sólidas.

El Producto Interno Bruto disminuyó a una tasa anualizada de 1,5 el trimestre pasado, dijo el Gobierno en su segunda estimación del PIB, una revisión a la baja desde el ritmo de caída de 1,4% informado en abril. La economía creció a un sólido ritmo del 6,9% en el cuarto trimestre.