This content is not available in your region

La industria alemana afronta un 2022 más duro por la guerra y los confinamientos

German industry association cuts 2022 production forecast again
German industry association cuts 2022 production forecast again   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

BERLÍN – La industria alemana se prepara para un 2022 más duro, ya que los confinamientos en China y la guerra en Ucrania agravan los problemas de la cadena de suministro, lo que ha llevado a dos asociaciones a rebajar sus previsiones para el año.

La asociación de ingeniería VDMA recortó el lunes por segunda vez sus perspectivas de crecimiento de la producción de maquinaria. Ahora espera que la producción de maquinaria industrial con la etiqueta “Made in Germany” crezca un 1% este año, tras haber recortado su previsión al 4% desde el 7% de hace dos meses.

El año pasado, la producción creció un 6,4%.

Por su parte, la asociación de la industria BDI dijo que ahora espera que las exportaciones crezcan sólo un 2,5% este año, después de haber pronosticado un aumento del 4% en enero.

La rebaja de las previsiones se produce a pesar de que muchas empresas tienen una fuerte cartera de pedidos, ya que tienen dificultades para atenderlos: según una encuesta del instituto Ifo, el 77,2% de las empresas sufren cuellos de botella y problemas para adquirir productos intermedios y materias primas.

Una de cada dos empresas afectadas por la escasez de materiales dijo que los confinamientos en China habían hecho que la situación fuera aún peor que antes, según la encuesta del IFO publicada el lunes.

El presidente de la VDMA, Karl Haeusgen, dijo en un comunicado que antes de la invasión rusa de Ucrania, el 80% de las empresas describían sus perspectivas de negocio en Rusia como buenas o satisfactorias. Ahora, el 75% prevé que se deterioren en los próximos seis meses o planea abandonarlas por completo.

“Esto muestra hasta qué punto la guerra ha cambiado todo”, dijo Haeusgen.

El BDI prevé que la producción crecerá cerca del 2% —menos de lo que se esperaba antes de que comenzara la guerra— con la advertencia de que esta previsión depende de que disminuyan los problemas de la cadena de suministro y el gas ruso siga llegando.

Las exportaciones también pueden ser motivo de preocupación. El año pasado, la maquinaria constituyó una parte sustancial de los 26.600 millones de euros (28.500 millones de dólares) en bienes que Alemania exportó a Rusia.

(1 dólar = 0,9322 euros)