This content is not available in your region

El Ibex-35 inaugura junio en rojo ante la creciente inquietud por las subidas de tipos

El Ibex-35 inaugura junio en rojo ante la creciente inquietud por las subidas de tipos
El Ibex-35 inaugura junio en rojo ante la creciente inquietud por las subidas de tipos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

1 jun – El principal índice bursátil español inició junio con su tercera jornada seguida en rojo tras perder el apoyo de los bancos, que lo habían mantenido al alza durante parte de la sesión, después de que los datos industriales de Estados Unidos y Europa aumentaran la inquietud por el efecto de las subidas de tipos en el crecimiento económico.

La actividad manufacturera de EEUU repuntó en mayo gracias a la fortaleza de la demanda de bienes, pero un dato de empleo en el sector cayó por primera vez en casi un año, mientras que el crecimiento industrial de la eurozona se ralentizó el mes pasado, ya que las fábricas tuvieron que hacer frente a la escasez de suministros, los altos precios y la caída de la demanda, según mostraron varias encuestas el miércoles.

Mientras el Banco Central Europeo asimila un preocupante nuevo récord de inflación en una eurozona preparada para el golpe del veto al petróleo ruso, la Reserva Federal comenzará el miércoles a recortar su balance de 9 billones de dólares, que acumuló para apoyar la economía de EEUU durante la pandemia de COVID-19.

“Creemos que los tipos de interés van a seguir subiendo, por lo que, asumiendo la inversión de la expansión cuantitativa, esperamos las bajadas de los activos de riesgo y, en general, la reversión de más de una década de políticas acomodaticias”, dijo Paul Kim, consejero delegado de Simplify ETFs.

Durante la jornada, los inversores estarán atentos a los comentarios del presidente de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, y del presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, en busca de pistas sobre el calendario de endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos.

La incertidumbre sobre el futuro de la postura de la Fed, la guerra en Ucrania, las prolongadas interrupciones de la cadena de suministro debido a los confinamientos por el COVID-19 en China y el aumento de los rendimientos del Tesoro de EEUU han sacudido los mercados de valores.

Así las cosas, el selectivo bursátil español Ibex-35 cerró con una caída de 104,30 puntos el miércoles, un 1,18%, hasta 8.747,20 puntos, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 perdió un 0,94%.

En el sector bancario, Santander perdió un 0,98%, BBVA retrocedió un 1,40%, Caixabank avanzó un 0,77%, Sabadell cayó un 0,82%, y Bankinter se dejó un 0,20%.

Entre los grandes valores no financieros destacó la caída de Telefónica, que retrocedió hasta el fondo de la tabla con una pérdida del 2,69% tras dos sesiones en positivo, después de que tres fuentes dijeran a Reuters que el grupo de telecomunicaciones ha preseleccionado a Allianz y el fondo canadiense CDPQ para la venta de en torno al 45% de su fibra rural en España.

Entre los demás grandes valores industriales, Inditex cedió un 0,71%, Iberdrola se dejó un 1,72%, Cellnex cayó un 2,24% y la petrolera Repsol perdió un 0,93%.