This content is not available in your region

El impulso de Pekín para aumentar el crédito hace temer una reducción de los márgenes bancarios

El impulso de Pekín para aumentar el crédito hace temer una reducción de los márgenes bancarios
El impulso de Pekín para aumentar el crédito hace temer una reducción de los márgenes bancarios   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

SHANGHÁI, 8 jun – El mandato de Pekín de ayudar a los sectores afectados por el virus ha dejado al sector bancario chino rezagado respecto a la recuperación de los mercados en general, ya que los inversores temen que el derroche de efectivo por parte de las entidades financieras aumente los préstamos incobrables y reduzca los márgenes, ya de por sí escasos.

La flexibilización de las condiciones monetarias en China a diferencia de la dirección de la política monetaria en la mayoría de los países está diseñada para reactivar el crecimiento y ha desencadenado un fuerte repunte de las acciones.

En el último mes, con la relajación de las normas COVID-19 en Shanghái y Pekín, el índice CSI300 de empresas de primera línea subió casi un 8%, mientras que el índice STAR 50, centrado en la tecnología,, se disparó más de un 18%.

Sin embargo, el índice bancario CSI300, que sigue a los “cuatro grandes” bancos estatales y otras entidades financieras, incluido el Shanghai Pudong Development Bank, controlado por el Gobierno local, ha perdido un 0,7% durante el mismo periodo en medio de la preocupación por la salud financiera de los prestamistas.

La Comisión Reguladora de la Banca y los Seguros de China (CBIRC) instó la semana pasada a los bancos a impulsar el apoyo a las empresas afectadas por el COVID, permitiendo una mayor tolerancia de los préstamos dudosos.

Los bancos chinos se enfrentan a “una disyuntiva cada vez más evidente entre seguir siendo rentables y apoyar a la economía”, dijo el economista de Natixis Gary Ng. El mandato de ayudar a la economía significará que los bancos tendrán que “sacrificar su rentabilidad… para ayudar a las empresas y los hogares”.

El margen de interés neto de los bancos ya cayó al 2,04% en el primer trimestre, desde el 2,1% de 2020, y es probable que se reduzca aún más, dijo.

A finales de mayo, el Banco Popular de China (PBOC) instó a los bancos a “elevar su posición” aplicando medidas de estímulo, y pidió un mecanismo de incentivos que permitiera a los agentes de crédito “dispuestos” y “atrevidos” a prestar a las pequeñas empresas.

Los llamamientos de los reguladores se producen en medio de indicios de que los bancos con aversión al riesgo están aparcando el dinero en instrumentos financieros de bajo riesgo y a corto plazo, empujando esos rendimientos hacia cero.