This content is not available in your region

Rendimientos de bonos de EEUU suben tras débil subasta de deuda a 10 años

Rendimientos de bonos de EEUU suben tras débil subasta de deuda a 10 años
Por Reuters

Por Karen Brettell

NUEVAYORK, 8 jun -Los rendimientos del Tesoro subieron el miércoles después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos recibió una tibia demanda para una venta de bonos a 10 años, y mientras los inversores esperaban datos de inflación que se publicarán el viernes.

* El Gobierno vendió 33.000 millones de dólares en bonos a 10 años con una tasa máxima del 3,030%, alrededor de un punto básico por encima de donde se habían negociado antes de la subasta. La demanda superó 2,41 veces a la deuda en oferta, la relación más baja desde noviembre.

* La subasta vio “una clara falta de entusiasmo”, dijo Jim Vogel, un estratega de tasas de interés en FHN Financial, en un informe.

* El Tesoro también vio una demanda floja para una venta de 44.000 millones de dólares a tres años el martes y venderá 19.000 millones de dólares en deuda a 30 años el jueves.

* El rendimiento de las notas referenciales a 10 años ganó 6 puntos básicos al 3,029%, y el de los papeles a dos años aumentó 4 puntos básicos al 2,774%.

* Los retornos habían subido a primera hora del miércoles después de que el Producto Interno Bruto de la zona euro superó las expectativas, lo que aumentó las apuestas a un Banco Central Europeo más agresivo.

* La economía de la zona euro creció mucho más rápido en el primer trimestre del año que en los tres meses anteriores, a pesar del impacto de la guerra en Ucrania, dijo el miércoles la oficina de estadísticas de la Unión Europea, revisando al alza sus estimaciones anteriores.

* En la reunión del BCE del jueves se evaluará si es probable una subida de las tasas de 25 o 50 puntos básicos en julio. Los mercados monetarios están valorando ahora una subida de 75 puntos básicos por parte del banco hasta septiembre.

* Los rendimientos de la deuda pública han aumentado a medida que los bancos centrales de todo el mundo se muestran más agresivos a la hora de endurecer su política monetaria para tratar de reducir la inflación.