This content is not available in your region

El Parlamento Europeo rechaza propuesta para reformar el mercado del carbono

American Chamber of Commerce, others warn of impracticalities in EU subsidy plan
American Chamber of Commerce, others warn of impracticalities in EU subsidy plan   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

BRUSELAS, 8 jun -El Parlamento Europeo rechazó el miércoles una propuesta de reforma del mercado de carbono de la Unión Europea y la devolverá a una comisión parlamentaria para que la redacte de nuevo, en una medida poco habitual que ha puesto de manifiesto las divisiones en torno a la mayor medida de cambio climático del bloque y podría retrasarla.

La votación frustra un intento de confirmar la posición de la asamblea de la UE para las próximas negociaciones sobre la reforma final del mercado del carbono, ya que los eurodiputados están divididos sobre si fortalecer o debilitar el sistema de comercio de derechos de emisión de la UE (ETS, por sus siglas en inglés).

El ETS es el principal instrumento de la UE para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que hace obligando a las centrales eléctricas y a la industria a comprar permisos de CO2 cuando contaminan. La actualización del sistema, junto con una serie de nuevas políticas climáticas, pretende situar a la UE, que es el tercer emisor mundial, en la senda de su objetivo de reducir las emisiones netas que contribuyen al calentamiento del planeta en un 55% para 2030, a partir de los niveles de 1990.

Los eurodiputados verdes y socialistas rechazaron la propuesta del mercado del carbono después de que las votaciones iniciales indicaran que el Parlamento debilitaría su ambición en comparación con una posición anterior. Los eurodiputados de los grupos de derecha, incluidos los Conservadores y Reformistas Europeos, también se opusieron, a pesar de haber acordado apoyar algunos compromisos antes de la votación.

Peter Liese, principal negociador del Parlamento en la reforma del mercado del carbono, instó a sus colegas a intentar de nuevo en la comisión parlamentaria una propuesta que obtenga apoyo.

“Todos los que han votado en contra hoy pueden pensárselo dos veces… por favor, no eliminen el ETS“, dijo.

Este rechazo rotundo excepcional podría retrasar el plazo para finalizar la ley, algo que la UE se apresura a hacer este año, dado que intenta reducir las emisiones más rápidamente para el final de la década.

El Parlamento vota el miércoles otras siete medidas sobre el cambio climático, cuyo resultado también es incierto, ya que la preocupación por el aumento de los costes energéticos y la inflación choca con los compromisos de Europa para luchar contra el calentamiento global.

Los eurodiputados están divididos sobre si mantener o debilitar los planes, y considerarán cientos de enmiendas.

Bruselas presenta las medidas como una forma de cambiar la dependencia de los combustibles fósiles rusos por la energía verde producida localmente, lo que acabaría reduciendo los precios de la energía y evitando la espiral de costes que supondría no luchar contra el calentamiento global.

Sin embargo, algunos eurodiputados aluden a las presiones inmediatas de los costes energéticos, las consecuencias económicas de la guerra de Ucrania y la necesidad de dar a las industrias más tiempo para adaptarse como razones para un enfoque más lento.

Una de las votaciones clave será la relativa a los planes para imponer una reducción del 100% de las emisiones de CO2 de los nuevos vehículos para 2035, lo que supondría la prohibición de la venta de nuevos coches con motor de combustión en la UE. Algunos parlamentarios quieren rebajar ese porcentaje al 90%. También se somete a votación el plan de la UE, pionero en el mundo, de imponer una tasa de CO2 a las importaciones de productos con alto contenido en carbono, como el acero y el cemento.

Los correos electrónicos a los que tuvo acceso Reuters muestran que algunos grupos de presión de la industria han instado a los eurodiputados a retrasar o debilitar las medidas.