This content is not available in your region

El Banco de España recorta las perspectivas de crecimiento e inflación para 2022

El Banco de España espera un crecimiento del PIB del 0,4% en el segundo trimestre
El Banco de España espera un crecimiento del PIB del 0,4% en el segundo trimestre   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Jesús Aguado

MADRID, 10 jun -El Banco de España recortó el viernes su previsión de crecimiento del PIB para este año después que el crecimiento se ralentizó en el primer trimestre debido al impacto de la invasión de Rusia a Ucrania y de la variante ómicron del COVID-19 en la actividad económica.

El banco central espera ahora que el Producto Interior Bruto crezca un 4,1% en 2022, por debajo de su previsión de abril del 4,5%. También prevé que el crecimiento se ralentice al 2,8% en 2023, inferior al 2,9% previsto anteriormente.

Sin embargo, el banco prevé ahora un crecimiento del 0,4% en el segundo trimestre con respecto al trimestre anterior, frente a un crecimiento “pequeño” o incluso una contracción que se esperaba anteriormente, gracias a la mejora del consumo, la relajación de las restricciones del COVID-19 y una mayor recuperación de sectores económicos como el turismo y la hostelería.

En su informe publicado el viernes, el banco central señaló que el menor crecimiento del primer trimestre se vio compensado en parte por un “fuerte dinamismo de los servicios en abril y mayo”.

Las desavenencias diplomáticas con Argelia, por las que el país norteafricano cortó esta semana todos los intercambios comerciales no relacionados con el gas con España, podrían tener un impacto significativo en la economía española y en la inflación a corto plazo, dijo a los periodistas el economista jefe del banco central, Ángel Gavilán. Sin embargo, dijo que era demasiado pronto para estimar el impacto.

“España importa en torno al 30% del gas de Argelia y habría que valorar si estas decisiones afectan a este suministro, si el impacto es pleno o no es pleno. Pero podría tener un impacto apreciable tanto sobre las tasas de crecimiento, como sobre las tasas de inflación, fundamentalmente en el corto plazo”, dijo Gavilán.

La decisión de Argelia de suspender un tratado de amistad y cooperación de 20 años con España y prohibir el comercio no relacionado con el gas intensificó la disputa sobre la postura de Madrid respecto a Sáhara Occidental.

El Banco de España también proyectó la inflación al consumo armonizada con la UE para el segundo trimestre en un 7,8%.

Para todo el año 2022, la inflación debería alcanzar el 7,2%, por debajo de la previsión anterior del 7,5%, antes de caer gradualmente al 1,8% en 2024.

El banco central dijo que medidas recientes, como el mecanismo ibérico para limitar los precios del gas, reducirían la inflación en 0,5 puntos porcentuales.

Sin embargo, el banco espera que la inflación subyacente, sin tener en cuenta los precios de la energía y los alimentos, se sitúe en el 3,2% este año, por encima de la subida del 2,8% prevista anteriormente.

El banco central dijo que a corto plazo esa dinámica alcista de la inflación subyacente podría persistir antes de desacelerarse gradualmente en 2023 y 2024.