This content is not available in your region

El euro es el más resistente al cambio climático, el yuan el más expuesto -Barclays

El euro es el más resistente al cambio climático, el yuan el más expuesto -Barclays
El euro es el más resistente al cambio climático, el yuan el más expuesto -Barclays   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Joice Alves

LONDRES, 14 jun – El cambio climático podría favorecer al euro, mientras que el yuan chino y el yen japonés serían los más perjudicados si no se realizan mayores esfuerzos para mitigar los efectos del calentamiento global, según afirma Barclays en un informe.

El banco británico ha trazado un mapa de los efectos del cambio climático en los tipos de cambio, afirmando que el aumento de las temperaturas y los costes económicos asociados podrían suponer “un riesgo creciente y costoso, con un impacto tangible en las divisas”.

En el escenario más severo del banco, el euro es el que sale ganando, con una apreciación del 0,5% frente al dólar en 2030 y del 3,9% de media en las próximas cinco décadas, ya que la apertura comercial de la zona del euro ayuda a suavizar el impacto económico del calentamiento global.

Por el contrario, el yuan chino podría perder un 5,5% en 2030, con una depreciación adicional del 7% durante la siguiente década, que podría agravarse hasta más del 10% por década con el paso del tiempo.

Barclays dijo que utilizó las previsiones de productividad nacional y de flujos de capital para las próximas cinco décadas para modelar cómo, dadas sus condiciones actuales, el crecimiento de los países y, en consecuencia, sus divisas podrían verse afectadas por el cambio climático.

El aumento del nivel del mar, la variación del rendimiento de las cosechas, los cambios en la aparición de enfermedades, el turismo o incluso los golpes inducidos por el calor en la productividad laboral son algunos de los factores incluidos en el análisis, dijeron los analistas de Barclays en un informe.

Según el informe, las pérdidas mundiales derivadas de los fenómenos meteorológicos extremos ascendieron a 1,38 billones de dólares en la década anterior, se han multiplicado casi por ocho desde los años 70 y se espera que superen los 2 billones en esta década.

“Los países que experimentan caídas en la productividad y otros insumos de producción probablemente también experimentarán una menor entrada de capital” y, como resultado, una mayor debilidad de sus monedas, dijo Barclays.

El yuan podría perder el 53% de su valor real en los próximos 50 años como resultado de la rápida industrialización de China en las últimas dos décadas y de las “políticas medioambientales indulgentes”, dijo.

“El riesgo de priorizar el crecimiento sobre el medio ambiente y la falta de una red medioambiental local (por ejemplo, ONG, abogados, periodistas) siguen siendo retos importantes”, dijo Barclays.

Para Japón, el aumento del nivel del mar representa la mayor amenaza, y prevé que los factores medioambientales reduzcan el valor del yen en casi un 3% para 2030. Podría perder un 55% en total en 50 años y convertirse en la moneda con peor rendimiento del mundo a mediados de siglo, según el banco.

Barclays considera que el dólar estadounidense tendrá un rendimiento superior, beneficiándose de “la naturaleza diversa de la economía estadounidense”.

Su modelo sugiere que el dólar australiano también tendría un rendimiento superior a pesar de estar expuesto a riesgos marítimos similares a los de Japón, ya que las exportaciones de materias primas y la apertura comercial limitan el daño al crecimiento, mientras que las divisas de los mercados emergentes se ven sometidas a presión.