This content is not available in your region

Las compañías eléctricas piden a la UE que intervenga en el plan de recuperación de beneficios de España

Power companies ask EU to step in on Spanish profit claw-back plan
Power companies ask EU to step in on Spanish profit claw-back plan   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Isla Binnie

MADRID, 27 jun – Los grupos que representan a algunas de las mayores empresas energéticas de Europa pidieron a la Unión Europea que intervenga en relación con el plan de España de retirar los beneficios de las centrales eléctricas sin emisiones de carbono que se considera que se han beneficiado de un repunte vinculado a los combustibles fósiles, según una carta vista por Reuters.

España afirma que las centrales libres de emisiones más antiguas han recibido un impulso de beneficios por los altos precios de la energía en el mercado más amplio, que se ha incrementado porque están exentas de pagar por los permisos de contaminación necesarios para quemar combustibles fósiles como el gas y el carbón.

Está trabajando en una ley para obligar a las empresas que explotan estas centrales a realizar pagos al Estado que reflejen este hecho.

Los precios de la electricidad se han disparado en toda Europa, ya que los suministros de energía de Rusia se han vuelto menos predecibles tras la invasión de su vecina Ucrania por parte del principal proveedor de petróleo y gas, lo que ha llevado a los gobiernos a intervenir.

Los grupos industriales AELEC, Eurelectric, la Federación Europea de Comerciantes de Energía, Wind Europe y la Asociación Mundial de Inversores en Infraestructuras se opusieron a la propuesta de ley española en una carta dirigida a los dirigentes de la Comisión Europea el 20 de junio.

“El proyecto de ley socava gravemente los incentivos a la inversión para la generación de electricidad descarbonizada”, decía.

Las empresas están preocupadas por las medidas que los gobiernos están tomando en otros países, incluyendo Reino Unido, donde la alemana RWE ha dicho que un impuesto inesperado le haría reconsiderar sus inversiones.

España dice que el dinero debería reinvertirse en el sistema eléctrico para beneficiar a los consumidores. Calcula que la medida podría poner a disposición 1.600 millones de euros (1.700 millones de dólares) al año.

Los grupos de la industria, entre cuyos miembros se encuentra la mayor empresa de servicios públicos de Europa, Iberdrola, la danesa Orsted y la francesa Engie dijeron que el plan español va en contra de la estructura del mercado de carbono de la UE.

También dijeron que debería excluir la energía vendida bajo contratos de precio fijo a largo plazo, y no lo hace.

“Instamos a la Comisión a entablar un diálogo con el Gobierno español y a expresar su preocupación por un proyecto de ley que es contrario al marco de la UE”, dijeron los grupos.

La ley abarcaría las centrales nucleares e hidroeléctricas y algunos parques eólicos y solares construidos antes de 2003, cuando la Unión Europea acordó crear un sistema de permisos para las centrales eléctricas, las fábricas y las compañías aéreas para cubrir las emisiones que producen que calientan el planeta.

(1 dólar = 0,9451 euros)