This content is not available in your region

La bonanza económica neerlandesa se desvanece con la inflación -CPB

La bonanza económica neerlandesa se desvanece con la inflación -CPB
La bonanza económica neerlandesa se desvanece con la inflación -CPB   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

ÁMSTERDAM, 19 ago – El crecimiento económico de Países Bajos se ralentizará considerablemente el año que viene, ya que el aumento de las facturas de la energía y del coste de la vida frenará el gasto de los consumidores, dijo el viernes el asesor político del Gobierno, CPB.

El crecimiento de la quinta economía de la zona euro se reducirá al 1,1% en 2023, tras una expansión prevista del 4,6% este año, según el CPB.

La inflación en Países Bajos alcanzará el 9,9% en 2022 y se mantendrá relativamente alta, con una previsión del 4,3% para el próximo año.

En marzo, el asesor político había previsto un crecimiento del 3,6% en 2022 y del 1,7% en 2023.

Las perspectivas para 2022 mejoraron gracias a una primera mitad del año muy fuerte, en la que el crecimiento superó todas las expectativas, ya que el gasto se mantuvo fuerte a pesar de la inflación creciente.

Sin embargo, según el CPB, este auge está a punto de terminar, ya que los hogares empiezan a sentir el pellizco de la subida de los precios de la energía y los alimentos, mientras que las empresas tienen dificultades para encontrar personal.

“Vemos que aumenta el número de personas que tienen dificultades para llegar a fin de mes y para las que puede resultar imposible pagar las facturas de la energía”, dijo el director del CPB, Pieter Hasekamp.

Esto hará que aumente la pobreza en Países Bajos, ya que las personas con menos ingresos serán las más afectadas por la subida de precios.