This content is not available in your region

Rusia es el principal proveedor de petróleo de China por tercer mes seguido en julio: datos aduana

Rusia es el principal proveedor de petróleo de China por tercer mes seguido en julio: datos aduana
Rusia es el principal proveedor de petróleo de China por tercer mes seguido en julio: datos aduana   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Chen Aizhu

20 ago – Rusia se mantuvo en julio como el principal proveedor de petróleo de China por tercer mes consecutivo, según datos publicados el sábado, mientras las refinerías independientes aumentaron las compras de suministros con descuento y se redujeron los envíos de proveedores como Angola y Brasil.

Las importaciones de petróleo ruso, incluidos los suministros bombeados a través del oleoducto de Siberia Oriental en el Océano Pacífico y los envíos por mar desde los puertos europeos y del Lejano Oriente de Rusia, ascendieron a 7,15 millones de toneladas, un 7,6% más que hace un año, según datos de la Administración General de Aduanas de China.

Aun así, los suministros rusos en julio, equivalentes a unos 1,68 millones de barriles diarios (bpd), estuvieron por debajo del récord de mayo, cercano a los 2 millones de bpd. China es el mayor comprador de petróleo de Rusia.

Las importaciones de Arabia Saudita, que ocupa el segundo lugar, repuntaron el mes pasado con respecto a junio, que fue el más bajo en más de tres años, hasta 6,56 millones de toneladas, o 1,54 millones de bpd, aunque siguen siendo ligeramente inferiores al nivel de hace un año.

En lo que va de año, las importaciones procedentes de Rusia ascendieron a 48,45 millones de toneladas, un 4,4% más en términos interanuales, pero siguen siendo inferiores a las de Arabia Saudita, que suministró 49,84 millones de toneladas, un 1% menos que en el mismo periodo de 2021.

Las importaciones chinas de crudo en julio cayeron un 9,5% respecto al año anterior, con un volumen diario que fue el segundo más bajo en cuatro años, ya que las refinerías redujeron sus inventarios y la demanda interna de combustible se recuperó más lentamente de lo previsto.

Las fuertes compras a Rusia redujeron los suministros de Angola y Brasil, que se hundieron un 27% y un 58% interanual, respectivamente.

Las aduanas no registraron importaciones de Venezuela o Irán el mes pasado. Las empresas petroleras estatales han evitado las compras desde finales de 2019 por temor a caer en las sanciones secundarias de Estados Unidos.

Las importaciones de Malasia, a menudo utilizadas como punto de transferencia en los últimos dos años para el petróleo procedente de Irán y Venezuela, se dispararon un 183% en términos interanuales, a 3,34 millones de toneladas, por encima de los 2,65 millones de toneladas de junio.