EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El comercio chino se tambalea al disminuir la demanda en el país y en el extranjero

El comercio chino se tambalea al disminuir la demanda en el país y en el extranjero
El comercio chino se tambalea al disminuir la demanda en el país y en el extranjero Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

PEKÍN, 7 sep - Las exportaciones e importaciones de China perdieron impulso en agosto, con un crecimiento muy inferior a las previsiones, ya que el aumento de la inflación paralizó la demanda exterior y los nuevos recortes por el COVID-19 y las olas de calor perturbaron la producción, lo que reavivó los riesgos a la baja para la tambaleante economía.

Las exportaciones aumentaron un 7,1% en agosto con respecto al año anterior, lo que supone una ralentización con respecto al aumento del 18,0% registrado en julio, mostraron los datos oficiales de aduanas el miércoles, muy por debajo de las expectativas de los analistas de un aumento del 12,8%.

Los envíos al exterior han superado a otros motores económicos este año, pero ahora se enfrentan a crecientes desafíos a medida que el aumento de los tipos de interés a nivel mundial, la inflación y las tensiones geopolíticas golpean la demanda externa.

"Parece que el debilitamiento de las exportaciones ha llegado antes de lo esperado, ya que los últimos datos sobre envíos sugieren que la demanda de Estados Unidos y la UE ya se ha ralentizado, ya que los precios de los envíos han bajado considerablemente", dijo Zhou Hao, economista jefe de Guotai Junan International.

Añadió que espera que los efectos de los precios sigan perturbando el comercio y dijo que el crecimiento de las importaciones en términos reales ya se ha vuelto negativo desde finales del primer trimestre, lo que sugiere más vientos en contra de la demanda.

El debilitamiento del yuan, que recientemente alcanzó su nivel más bajo en dos años, no ha impulsado el crecimiento de las exportaciones chinas, lo que pone de manifiesto la escasa demanda externa.

La ralentización del crecimiento se debe en parte a las poco favorecedoras comparaciones con las fuertes exportaciones del año pasado, pero también se ha visto agravada por el aumento de las restricciones por el COVID-19, ya que las infecciones se dispararon y las olas de calor interrumpieron la producción de las fábricas en las zonas del suroeste.

El centro de exportación de Yiwu impuso un cierre de tres días a principios de agosto para contener un brote de COVID-19, interrumpiendo los envíos locales y la entrega de productos navideños en plena temporada alta.

Las importaciones volvieron a ser tibias, con un aumento de sólo el 0,3% en agosto, frente al 2,3% del mes anterior, según los datos aduaneros, y muy por debajo de la previsión de un aumento del 1,1%. Tanto las importaciones como las exportaciones crecieron a su ritmo más lento en cuatro meses.

La debilidad de la demanda interna, mermada por las peores olas de calor de las últimas décadas, la crisis inmobiliaria y la atonía del consumo, paralizó las importaciones.

Los precios mundiales de las materias primas siguieron cayendo en agosto, aunque a un ritmo más lento.

"La notable desaceleración del crecimiento de las importaciones indica que el sector se ha enfrentado a una oleada de vientos en contra en los últimos meses, que no se espera que amaine pronto", dijo Bruce Pang, economista jefe de Jones Lang Lasalle.

"Los brotes de COVID perturbaron las cadenas de suministro y la demanda, mientras que las medidas de racionamiento de energía perjudicaron la producción. La amplia fortaleza del dólar también ejerce presión sobre las importaciones".

Esto dejó un superávit comercial más estrecho, de 79.390 millones de dólares, comparado con el superávit de 101.260 millones de dólares de julio, que supuso un récord de balanza comercial de bienes en un solo mes para cualquier país en la historia.

Los analistas de Goldman Sachs esperan que los grandes superávits comerciales de China se mantengan durante los próximos años, pero advirtieron que los principales riesgos son las tensiones geopolíticas y el aumento sustancial de los precios de las materias primas a medio plazo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Se habla mucho más de la IA de que lo que se usa realmente, según una encuesta

Cuatro detenidos en la mayor operación mundial de Europol contra una red de virus informáticos

La UE advierte del aumento de ciberataques rusos en los últimos meses