¿Podrá Kazajistán conseguir la neutralidad de carbono para 2060?

Por Galina Polonskaya
¿Podrá Kazajistán conseguir la neutralidad de carbono para 2060?
Derechos de autor  euronews

Kazajistán se ha propuesto un objetivo ambicioso: alcanzar la neutralidad de carbono en 2060.

En los últimos años ha aumentado el porcentaje de energía renovable en la producción total de electricidad al 4 por ciento. Este vasto país cuenta con el sol y el viento en su transición energética verde.

Los estudios confirman que en Kazajistán el potencial de energía eólica es de aproximadamente 1 billón de kilovatios hora al año. Es decir, hay potencial y hay que desarrollarlo con un enfoque equilibrado.
Bagdat Oral
Presidente de la empresa energética CAEPCO JSC

"Astana Expo 2017" es una de las mayores centrales eólicas del país. 29 aerogeneradores con una capacidad total de 100 megavatios producen energía verde a 40 km de la capital de Kazajistán.

Bagdat Oral, presidente de la empresa energética CAEPCO JSC, explica: "Los estudios confirman que en Kazajistán el potencial de energía eólica es de aproximadamente 1 billón de kilovatios hora al año. Es decir, hay potencial y hay que desarrollarlo con un enfoque equilibrado. Si hablamos concretamente de nuestro parque eólico de Astana, durante un año genera unos 300 millones de kilovatios-hora. Para que lo entiendan, esto es equivalente al consumo de unos 80 000 apartamentos residenciales".

Euronews
Parque eólico en KazajistánEuronews

Los aerogeneradores, traídos de Europa, están equipados con un sistema de detección de hielo y funcionan con seguridad en los veranos extremadamente calurosos y los inviernos fríos de Kazajistán. La energía verde que se produce aquí permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 270 000 toneladas anuales.

La energía limpia se suministra a la red nacional. El Estado garantiza ahora su rescate a las empresas durante 20 años e indexa las tarifas. Desde 2018, Kazajistán cuenta con un sistema de subastas online para atraer inversiones en el sector de las energías renovables.

"En estas subastas online transparentes han participado más de 200 empresas, procedentes de 9 países del mundo, y se han firmado más de 60 contratos, lo que significa que realmente Kazajistán atrae a los inversores internacionales en energía verde", afirma Nurlan Kapenov, presidente de la junta directiva de la asociación verde Qazaq.

Lo curioso de este proyecto radica en que se trata de la primera gran central solar de Kazajistán y de toda la región de Asia Central.
Evgeniy Grebennikov
Director de SES Saran

La empresa energética internacional Eni está presente en Kazajistán desde 1992. Hace 4 años, Eni Plenitude, a través de Arm Wind, comenzó a invertir aquí en energías renovables. Badamsha 1 en la región de Aktobé fue el primer parque eólico construido por esta empresa. Este año ha finalizado la construcción de su segundo parque eólico.

Alex Stillavato, director general de Arm Wind, dice: "Como empresa aportamos inversiones, tecnología y capacidad industrial para realizar estos grandes proyectos verdes, que están en línea con los objetivos de descarbonización y transición energética del país".

Este es uno de los mayores proyectos de inversión y otro pionero de la transición energética verde de Kazajistán: la planta solar SES Saran, en la región de Karaganda, construida por la empresa alemana Goldbeck Solar. Se puso en marcha en 2019 y produce más de 125 millones de kilovatios hora al año.

"Lo curioso de este proyecto radica en que se trata de la primera gran central solar de Kazajistán y de toda la región de Asia Central", confiesa Evgeniy Grebennikov, director de SES Saran. "Consiste en el primer mensaje positivo para que los inversores extranjeros inviertan en este tipo de energía en Kazajistán".

Euronews
Parque eólico KazajistánEuronews

Estos paneles solares son de última generación y no tienen ningún marco metálico. Esto permite que la nieve -y hay mucha en Kazajistán- y la lluvia no se acumulen en la superficie, sino que se deslicen hasta el suelo de forma segura.

Ahora en Kazajistán hay unas 130 instalaciones de energías renovables, y el potencial del país es enorme".

"La apuesta es por el viento, la apuesta es por el sol, por las centrales hidroeléctricas, es ahí donde hay un potencial muy grande. Estamos observando de cerca el desarrollo tecnológico; nuestros científicos también están pensando en cómo hacer que las fuentes de energía renovables sustituyan de lleno a las centrales de combustibles fósiles en el futuro. Este es el mayor reto no solo para Kazajistán, sino para todo el mundo en la actualidad", declara Bulat Aqchulaqov, ministro de energía de Kazajistán.

La mezquita futurista de Astana obtiene toda su luz y calefacción de sus propios paneles solares. Este tipo de proyectos sostenibles a pequeña escala marcan la dirección de la energía verde en la vida moderna de Kazajistán y son importantes para la población local.

El próximo objetivo de Kazajistán es alcanzar el 15 por ciento de energía renovable en la producción total de electricidad para 2030.