Los peores momentos para las fábricas de la eurozona ya pasaron, según PMI de diciembre

Los peores momentos para las fábricas de la eurozona ya pasaron, según PMI de diciembre
Los peores momentos para las fábricas de la eurozona ya pasaron, según PMI de diciembre   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

LONDRES, 2 ene – La caída de la actividad manufacturera en la eurozona ha superado probablemente su punto más bajo a medida que las cadenas de suministro comienzan a recuperarse y las presiones inflacionistas se relajan, mostró una encuesta el lunes, lo que ha llevado a un repunte del optimismo entre los directivos de las fábricas.

La lectura final de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) del sector manufacturero de S&P Global se situó en 47,8 puntos en diciembre, frente a los 47,1 de noviembre, igualando la lectura preliminar, pero aún por debajo de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

El índice que mide la producción, que alimenta el PMI compuesto que se publicará el miércoles y se considera una buena guía de la salud económica, también se situó en 47,8, por encima del 46,0 de noviembre, lo que supone su séptimo mes de lecturas por debajo de 50, pero la más alta desde junio.

Los datos definitivos se recopilaron el mes pasado antes de lo habitual debido a la temporada de festivos.

“La segunda ralentización mensual consecutiva en el ritmo de contracción de la producción industrial brinda un poco de alegría al asediado sector manufacturero, a medida que nos encaminamos hacia el nuevo año”, dijo Chris Williamson, economista jefe de S&P Global.

“Las perspectivas han mejorado en medio de signos de mejoras en las cadenas de suministro y de una marcada disminución en las presiones inflacionistas, así como una reducción de la preocupación por la crisis energética de la región, gracias en parte a la ayuda de los Gobiernos”.

Aunque los subíndices de los precios de los insumos y la producción se mantuvieron altos, ambos bajaron sustancialmente, lo que probablemente sea una buena noticia para los dirigentes monetarios del Banco Central Europeo, que han estado intentando calmar la inflación galopante endureciendo la política monetaria.

Con la relajación de las presiones inflacionistas, la recuperación de las cadenas de suministro y la posibilidad de que se evite una crisis energética, los directores de compras se mostraron optimistas y el índice de producción futura subió de 48,8 a 53,8 puntos.

“El porcentaje de optimistas con respecto a la producción en el plazo de doce meses también ha superado al de los pesimistas por primera vez desde agosto pasado, lo que sugiere una mejora estable en la confianza empresarial”, dijo Williamson.