Google alega que el organismo antimonopolio indio copió de una orden de la UE sobre abuso de Android

Google alega que el organismo antimonopolio indio copió de una orden de la UE sobre abuso de Android
Google alega que el organismo antimonopolio indio copió de una orden de la UE sobre abuso de Android   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

Por Aditya Kalra y Munsif Vengattil

NUEVADELHI, 3 ene – Google ha comunicado a un tribunal de India que los investigadores antimonopolio del país copiaron partes de una sentencia europea contra la empresa estadounidense por abuso de posición dominante en el mercado de su sistema operativo Android, argumentando que la decisión debe ser anulada, según documentos legales.

En octubre, la Comisión de la Competencia de India (CCI, por sus siglas en inglés) impuso a Google, de Alphabet Inc., una multa de 161 millones de dólares por explotar su posición dominante en mercados como el de las búsquedas en internet y la tienda de aplicaciones Android y le pidió que modificara las restricciones impuestas a los fabricantes de teléfonos móviles en relación con la preinstalación de aplicaciones.

Varias fuentes dijeron a Reuters en octubre que la decisión de India preocupaba a Google, ya que los remedios impuestos se consideraban más amplios que la histórica sentencia de 2018 de la Comisión Europea por imponer restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos móviles Android. Google ha impugnado una multa récord de 4.100 millones de euros (4.300 millones de dólares) en ese caso.

En su documento registrado ante un tribunal de apelaciones indio, Google argumenta que el departamento de investigación de la CCI “copió extensamente de una decisión de la Comisión Europea, empleando pruebas de Europa que no se examinaron en India”.

“Hay más de 50 casos de copia”, en algunos casos “palabra por palabra”, y el organismo de control desestimó erróneamente la cuestión, dijo Google en su documento registrado, que no es público, pero ha sido revisado por Reuters.

“La Comisión no llevó a cabo una investigación imparcial, equilibrada y sólida desde el punto de vista jurídico. (…) Las prácticas de distribución de aplicaciones móviles de Google favorecen la competencia y no son desleales, ni excluyentes”.

Los portavoces de la CCI y la Comisión Europea no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

Google dijo en un comunicado que había decidido recurrir la decisión de la CCI por considerar que “supone un importante revés para nuestros usuarios y empresas indios”. Google no se pronunció sobre las acusaciones de copia y pega.

Google ha pedido al tribunal que anule la orden de la CCI y la vista se celebrará el miércoles.

La decisión del tribunal indio se produce en un momento en que Google se enfrenta a un mayor escrutinio antimonopolio en todo el mundo. Google licencia su sistema Android a los fabricantes de teléfonos móviles, pero sus detractores afirman que impone restricciones contrarias a la competencia.

La empresa estadounidense afirma que Android ha creado más opciones para todos y que este tipo de acuerdos ayudan a mantener la libertad del sistema operativo. En Europa, el 75% de 550 millones de teléfonos móviles funcionan con Android, frente al 97% de 600 millones de dispositivos en India, según estimaciones de Counterpoint Research.

La CCI dictaminó en octubre que la concesión de licencias de Google para su Play Store “no estará vinculada al requisito de preinstalar” los servicios de búsqueda de Google, el navegador Chrome, YouTube o cualquier otra aplicación de Google.

En su recurso, Google alega que la CCI solo encontró infracciones antimonopolio relacionadas con la aplicación de búsqueda de Google, el navegador Chrome y YouTube, pero su orden “va más allá” de eso.

Por otra parte, Google también ha recurrido otra decisión antimonopolio en la que se le impuso una multa de 113 millones de dólares por restringir el uso de servicios de facturación o procesamiento de pagos de terceros en India. El recurso aún no se ha resuelto.

(1 dólar estadounidense = 0,9493 euros)