La recesión en la eurozona podría no ser tan profunda como se temía -PMI

La confianza económica de la eurozona sube en diciembre, por primera vez desde la guerra de Ucrania
La confianza económica de la eurozona sube en diciembre, por primera vez desde la guerra de Ucrania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

LONDRES, 4 ene – La actividad empresarial de la zona del euro se contrajo menos de lo que se pensaba inicialmente a finales del año pasado, al disminuir las presiones sobre los precios, según una encuesta que sugiere que la recesión del bloque podría no ser tan profunda como se esperaba.

La lectura compuesta final del índice de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) de S&P Global para la zona del euro, considerado un buen indicador de la salud económica de la región, subió a 49,3 puntos en diciembre frente a los 47,8 de noviembre, por encima de una estimación preliminar de 48,8.

Aunque el índice lleva desde julio por debajo de la marca de 50, que separa el crecimiento de la contracción, el dato de diciembre fue el más alto en cinco meses. Los datos definitivos se recopilaron antes de lo habitual el mes pasado, debido a la temporada de vacaciones.

“La economía de la zona euro continuó deteriorándose en diciembre, pero la fuerza de la desaceleración se moderó por segundo mes consecutivo, indicando tentativamente una contracción en la economía que puede ser más leve de lo que se anticipó inicialmente”, declaró Joe Hayes, economista jefe de S&P Global Market Intelligence.

“No obstante, hay poca evidencia en los resultados de la encuesta que sugiera que la economía de la zona euro pueda volver a un crecimiento significativo y estable a corto plazo”.

Una encuesta de Reuters de diciembre preveía que la economía de la región se contraería un 0,3% el trimestre pasado y un 0,4% este trimestre.

La demanda global disminuyó por sexto mes consecutivo, aunque a un ritmo menor de lo que se pensaba inicialmente. El índice PMI de nuevos pedidos repuntó hasta 47,0 puntos, desde los 45,8 anteriores, muy por encima de la estimación preliminar de 46,5 puntos.

El PMI del sector servicios, dominante en el bloque, se situó a un paso del punto de equilibrio, con un 49,8 frente al 48,5 de noviembre. La estimación preliminar era de 49,1.

La presión de los precios en el sector disminuyó el mes pasado, aunque siguió siendo elevada. El índice de precios de producción bajó de 62,3 a 61,0 puntos, su nivel más bajo desde agosto.

Los dirigentes monetarios del Banco Central Europeo, que han endurecido su política monetaria para intentar contener una inflación muy por encima de su objetivo, probablemente acogerán con satisfacción este dato.