Equipo de Goldman Sachs ve recuperación de fusiones y adquisiciones en segundo semestre de 2023

Goldman Sachs ya no prevé una recesión en la zona euro en 2023
Goldman Sachs ya no prevé una recesión en la zona euro en 2023   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

Por Saeed Azhar, Lananh Nguyen y Anirban Sen

NUEVAYORK, 4 ene – Los principales negociadores de Goldman Sachs Group Inc son optimistas sobre una recuperación de las fusiones y adquisiciones (M&A) globales en la segunda mitad de 2023, a pesar de una desaceleración del crecimiento económico y un mercado crediticio débil.

A medida que las previsiones económicas se vuelven más pesimistas, los ejecutivos de la firma de Wall Street incluidos Dan Dees y Jim Esposito, que dirigen en conjunto su división de banca y mercados globales afirman que están preparados para una recuperación cuando los mercados de financiación se relajen, posiblemente ya en la segunda mitad de 2023.

Las proyecciones se conocen después de que el valor global de las fusiones y adquisiciones se desplomó un 36% a 3,78 billones de dólares en 2022, desde el récord de 5,91 billones de dólares en 2021, según datos de Dealogic. Los bancos, incluido Goldman, han recortado puestos de trabajo ante la caída de la actividad.

En una serie de entrevistas con Reuters en las últimas semanas, los principales responsables de operaciones de Goldman, que llevan en la firma más de dos décadas cada uno, dijeron que hay muchas razones para que la actividad mundial de los negocios repunte.

Los grandes inversores tienen montones de efectivo disponible para financiar transacciones, y las grandes empresas con ganancias sólidas quieren diversificar sus negocios, pero están esperando a que se disipe la incertidumbre económica, dijeron los banqueros.

“Sigo siendo bastante optimista, quizá no en el primer trimestre, pero sí a medida que avancemos”, afirmó Stephan Feldgoise, codirector mundial de fusiones y adquisiciones. Aún así, hay “claros obstáculos en la primera parte” de 2023, dijo.

Mark Sorrell, colega de Feldgoise en Londres, considera que los clientes corporativos se lanzan a los negocios cuando hay financiación disponible porque sus motivos subyacentes siguen intactos, como la captación de nuevos clientes, nuevos productos o la expansión geográfica.

Las empresas se mantienen al margen porque sus acreedores han dejado de conceder préstamos más arriesgados para adquisiciones a medida que suben las tasas de interés, pero esto podría cambiar rápidamente, dijo.

“Cuando vuelva el mercado de financiación, no sabemos cuándo ocurrirá, pero ocurrirá dada la cantidad de liquidez en el sistema, creemos que se recuperará el volumen de transacciones y la actividad”, afirmó Sorrell.

El resurgimiento puede ser “más rápido de lo que la gente espera”, dijo.