El objetivo de inflación del 2% del Banco de Japón podría ajustarse a un "rango"

El objetivo de inflación del 2% del Banco de Japón podría ajustarse a un "rango"
El objetivo de inflación del 2% del Banco de Japón podría ajustarse a un "rango"   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

Por Kantaro Komiya

TOKIO, 11 ene – El objetivo de inflación del 2% del Banco de Japón (BOJ) puede ser modificado para convertirlo en un “rango” u horquilla con el fin de mantener la flexibilidad de la política monetaria en medio de una inflación posiblemente más alta en comparación con los tiempos pre-COVID, dijo el miércoles Sayuri Shirai, exmiembro del consejo de gobierno del banco.

Shirai, ampliamente considerado como candidato para convertirse en vicegobernador del banco central esta primavera, también dijo que debería haber una revisión de la política monetaria de Japón en los últimos 10 años.

“Se ha logrado una inflación del 2%, aunque podría haberse debido a (factores) relacionados con la oferta, y la estructura de la inflación podría haber cambiado a largo plazo por el coronavirus, los riesgos geopolíticos y el envejecimiento demográfico”, dijo Shirai.

“Dada la posibilidad de que la inflación siga siendo elevada en comparación con antes de la pandemia, debemos tener cuidado con la abolición del objetivo de inflación del 2% y creo que convertirlo en un rango es una opción”.

El Banco de Japón, preocupado desde hace tiempo por reactivar el crecimiento de los precios para evitar el riesgo de deflación, ha sido un caso atípico entre los bancos centrales este año.

Ha mantenido los tipos de interés en negativo, mientras que otros bancos centrales han subido con fuerza para controlar la inflación, pero el mes pasado ajustó inesperadamente su banda de política monetaria para los rendimientos de los bonos, y algunos especuladores están aumentando sus apuestas sobre cambios mayores.

La nueva dirección del Banco de Japón, una vez que el mandato del actual gobernador Haruhiko Kuroda finalice en abril, debería llevar a cabo una revisión de la política monetaria, dijo Shirai, ya que tenía la impresión de que la comunicación del banco central con los mercados se había vuelto ligeramente “compleja”.

“Pero no veo que se vaya a producir un cambio drástico en el marco político (del BOJ), ya que los fundamentos económicos japoneses parecen respaldar unos tipos de interés bajos”, afirmó.