El BCE pide a la banca que sea selectiva con los clientes de riesgo, incluidos los 'hedge funds'

El BCE pide a la banca que sea selectiva con los clientes de riesgo, incluidos los 'hedge funds'
El BCE pide a la banca que sea selectiva con los clientes de riesgo, incluidos los 'hedge funds'   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

FRÁNCFORT, 13 ene – Los bancos de la zona euro deben ser más selectivos con los clientes que hacen apuestas arriesgadas en los mercados financieros, como los ‘hedge funds’ o fondos de cobertura, y ser más prudentes en la gestión de su exposición a ellos, declaró el viernes el Banco Central Europeo.

La medida del BCE muestra cómo los reguladores están intensificando el escrutinio del papel de las entidades no bancarias, un sector que ha crecido hasta representar aproximadamente la mitad del sistema financiero mundial.

El llamado sector no bancario se disparó tras la crisis financiera mundial a medida que los principales bancos se regulaban más estrictamente, y su volumen se estima en unos 240 billones de dólares, según el Consejo de Estabilidad Financiera del G20.

El mercado no bancario cuenta con bolsas de “apalancamiento oculto” opaco, en las que entidades no bancarias —como fondos de cobertura o firmas de intermediación financiera— piden prestado a los bancos para operar y acceder a liquidez.

El máximo supervisor del BCE, Andrea Enria, instó el viernes a los bancos a ser más exigentes con este tipo de clientes y a decir no cuando una operación sea demasiado arriesgada.

“El hecho de que un cliente no facilite información debería dar lugar a un enfoque más conservador en materia de garantías, márgenes y límites, o incluso al rechazo o la exclusión de clientes”, señaló Enria en una entrada de su blog.

Según Enria, el BCE ha constatado que el entorno de tipos bajos de interés ha “incentivado a algunos bancos a aumentar el volumen de servicios de mercado de capitales prestados a contrapartes más arriesgadas y menos transparentes, incluidas instituciones financieras no bancarias, como ‘hedge funds’ y ‘family offices’ (instrumentos de gestión de patrimonio familiar)”.

Tras la quiebra del ‘family office’ Archegos en 2021, que causó grandes pérdidas a Credit Suisse y a otros, el BCE llevó a cabo una revisión de la forma en que los bancos de la eurozona gestionan el riesgo de que un cliente incumpla un contrato de derivados.

El banco también examinó los vínculos entre bancos y operadores de materias primas y empresas energéticas a raíz de la volatilidad en esos mercados debido a la guerra de Rusia en Ucrania.

Enria dijo que el BCE había encontrado “algunos progresos”, pero también “varias deficiencias materiales”, que van desde la cantidad de garantías que los bancos exigen a estos clientes hasta los términos legales de sus contratos.

Dijo que el BCE “utilizará todo el espectro de herramientas de supervisión para garantizar que los bancos supervisados subsanen rápidamente las deficiencias”.

El BCE puede hacer las llamadas exigencias “cualitativas”, como que un banco refuerce sus controles, pero también aumentar los requisitos de capital y liquidez de un banco si considera que sus peticiones no se han tenido en cuenta.

Enria afirmó que la revisión del BCE también ha revelado que los términos legales de los contratos de derivados “parecen haberse relajado bajo presión comercial” y que no siempre se han tenido en cuenta los indicadores de alerta temprana, como la puntualidad en el pago de garantías.

El BCE pidió a los bancos que realicen “pruebas de resistencia” internas para lo que se conoce como riesgo de crédito contraparte y “simulacros de incendio” de su capacidad para cerrar la relación con un cliente cuando esta se haya deteriorado.