This content is not available in your region
EN IMÁGENES | Las obras para recuperar Notre Dame, dos años después del fatídico incendio
Derechos de autor  Anne-Christine Poujoulat/AFP

EN IMÁGENES | Las obras para recuperar Notre Dame, dos años después del fatídico incendio

La catedral de Notre Dame, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital francesa, tiene hoy un aspecto apacible: los nuevos andamios y las grúas de construcción que la rodean dan a los parisinos y a millones de personas de todo el mundo motivos para celebrar la renovación del monumento de más de 850 años.

Anne-Christine Poujoulat/AFP
La catedral de Notre-Dame de París, el 14 de abril de 2021, durante las obras de reconstrucción tras el devastador incendio de hace dos años.Anne-Christine Poujoulat/AFP

La imagen de la Catedral en este gélido día de primavera contrasta mucho con la desgarradora imagen que ofreció el monumento hace dos años. En la noche del 15 de abril de 2019, su tejado y su icónica aguja fueron consumidos por el fuego, conmocionando a los parisinos y al mundo entero, mientras los increíbles esfuerzos de los bomberos franceses se retransmitían en directo en todo el planeta.

Fouad Maghrane/AFP
Los transeúntes observan cómo las llamas y el humo salen del techo de la catedral de Notre-Dame en París, el 15 de abril de 2019Fouad Maghrane/AFP

Francia contuvo la respiración mientras se evaluaban los daños y se recibían donaciones. Las autoridades prometieron la inminente restauración y pronunciaron emotivos discursos para apoyar a la nación en el luto por su emblemático monumento.

Estaba claro entonces que el camino a recorrer sería largo, y el peligroso y meticuloso trabajo realizado en el lugar, en los laboratorios e incluso en los bosques de todo el país ofrecen una imagen más completa.

Navegue por esta selección de fotografías para ver lo que se ha logrado hasta ahora en los enormes esfuerzos por reconstruir el querido monumento en los últimos dos años.

Philippe Wojazer/AFP
Las llamas y el humo son visibles mientras el interior de la Catedral de Notre-Dame ardía el 16 de abril de 2019.Philippe Wojazer/AFP

Para iniciar el proceso de restauración, hubo que realizar trabajos de limpieza y seguridad del lugar. Una de las principales consecuencias del incendio fue la pérdida de estabilidad estructural por el derrumbe de su tejado. La piedra caliza absorbió el agua utilizada en la extinción del fuego, mientras que parte de la mampostería fue dañada por las llamas.

AFP
Una vista interior de la catedral de Notre-Dame en París tras el incendio que la devastó, el 16 de abril de 2019.AFP

Uno de los mayores retos fue resolver el problema del andamiaje que se había instalado para restaurar la aguja del edificio y que resultó dañado durante el incendio. Se retiró con éxito un año después.

Simultáneamente se construyeron nuevos andamios para acceder a las partes de la catedral que debían ser desmontadas o reparadas.

Stephane de Sakutin/AFP
Partes de una bóveda de crucería destruida durante los trabajos preliminares en la Catedral de Notre-Dame de París tres meses después de un incendio en París, en julio de 2019Stephane de Sakutin/AFP

Se ha tenido que trabajar mucho para garantizar que no se derrumben otras partes del edificio, incluida la retirada de las estatuas de los hastiales norte, sur y oeste.

Los robots han ayudado a los técnicos a limpiar los escombros del interior de Notre Dame ante el riesgo de nuevos derrumbes. Todos los escombros restantes -principalmente madera, metal, piedra y grava- fueron cuidadosamente revisados y marcados por expertos antes de ser retirados del lugar.

Los equipos trabajaron para limpiar de escombros la parte superior del techo abovedado de la catedral. Entre ellos se encuentran los restos carbonizados de la estructura de madera y el plomo del techo que se fundió durante el incendio.

MARTIN BUREAU/AFP
Trabajadores en el tejado de Notre-Dame trabajan para retirar los andamios quemados que obstaculizaban la seguridad de la catedral dañada.MARTIN BUREAU/AFP

La catedral se reforzó con un entablado de madera entre los muros de los canalones. Bajo los emblemáticos arbotantes de Notre Dame se construyeron veintiocho tirantes de madera provisionales, una forma de soporte estructural habitual en la arquitectura gótica.

Thomas Samson/AFP
Un obrero trabaja en la consolidación de madera de un arbotante en la catedral de Notre-Dame después de que fuera parcialmente dañado en el incendio. 9 de junio de 2020.Thomas Samson/AFP
Martin Bureau/AFP
Los trabajadores de una grúa observan la carpintería quemada de la catedral de Notre-Dame dañada por el incendio del 15 de abril de 2019 el 24 de noviembre de 2020 en París.Martin Bureau/AFP
MARTIN BUREAU/AFP or licensors
Los trabajadores de una grúa observan la catedral de Notre-Dame, dañada por el incendio del 15 de abril de 2019.MARTIN BUREAU/AFP or licensors
Martin Bureau/AFP
El crucero del crucero de la catedral de Notre-Dame durante las obras de reconstrucción, el 24 de noviembre de 2020.Martin Bureau/AFP
Martin Bureau/AFP
La estatua del arzobispo Cardenal de Noailles en la catedral de Notre-Dame visible durante las obras de reconstrucción en París, Francia. 24 de noviembre de 2020.Martin Bureau/AFP
ANTOINE BOUTHIER/AFP or licensors
Una captura de un vídeo grabado por AFP muestra a los constructores trabajando en la restauración de la catedral de Notre-Dame, en París, dañada por el incendio.ANTOINE BOUTHIER/AFP or licensors

Los primeros de los cerca de 1.000 robles elegidos para reconstruir la destruida aguja de Notre Dame fueron talados en el bosque de Bercé, en la región del Loira. Estos árboles centenarios tendrán que dejarse secar hasta 1,5 años antes de poder utilizarlos para esta importante misión.

March 8, 2021. Jean-Francois Monier/AFP
Un leñador se sube a un árbol mientras trabaja en la tala de ocho robles sésiles de 230 años seleccionados para la reconstrucción de la catedral de Notre-Dame de París.March 8, 2021. Jean-Francois Monier/AFP
Martin Bureau/AFP
El rector de la catedral de París, Patrick Chauvet, visita Notre-Dame el 24 de noviembre de 2020 durante las obras de reconstrucción.Martin Bureau/AFP
Francois Mori/AP Photo
La especialista en vidrio Claudine Loisel revisa las vidrieras de la catedral de Notre Dame en un laboratorio de Champs-sur-Marne, al oeste de París.Francois Mori/AP Photo

Todos los restos extraídos de la parte superior del techo abovedado de la catedral, así como de diferentes partes del edificio, fueron clasificados en grandes carpas a los pies de Notre Dame. Mientras tanto, los científicos en los laboratorios están utilizando los objetos recuperados como pistas clave para encontrar la mejor y más segura estrategia para restaurar el interior del monumento. Está previsto que estas obras comiencen a finales de 2021.