Los laboristas acusan a Theresa May de "sobornar" a los diputados para aprobar su acuerdo de Brexit. Una acusación que se desprende de la intención del Gobierno británico de destinar 1 600 millones de libras esterlinas para ayudar a las ciudades más deprimidas del Reino Unido
Leer artículo completo

Más sobre Noticias