El Brexit, la competencia de otros países de la UE que han mejorado sus condiciones de trabajo y una libra esterlina débil hacen que muchos trabajadores de Europa continental que viajaban a Inglaterra para la campaña de recolección de los frutos rojos busquen otros destinos.
Leer artículo completo

Más sobre Noticias