La esposa del primer ministro israelí gastó más de 50000 euros en servicios de catering mientras tenía a su disposición un cocinero privado a tiempo completo.
Leer artículo completo

Más sobre Noticias