El expresidente francés, Nicolas Sarkozy, será juzgado por corrupción y tráfico de influencias después de que un Tribunal de Casación haya rechazado todos los recursos presentados por sus abogados. En 60 años, Francia no había visto nada igual.
Leer artículo completo

Más sobre Noticias