Video

euronews_icons_loading
El Papa Francisco se pone un tocado que le fue regalado durante una visita con los pueblos indígenas en Maskwaci, la antigua Escuela Residencial Ermineskin