Video

euronews_icons_loading
Un empleado cerrando un bar en Pamplona, en el norte de España